Finaliza V Cumbre ALC-UE al son del «Cajón peruano»

Finaliza V Cumbre ALC-UE al son del "Cajón peruano"

(Paul Monzón).-La V Cumbre de Jefes de Estado de América Latina, Caribe y Unión Europea AL-UE finalizó tal como había empezado: sin incidentes políticos, salvo la muerte en accidente de tráfico de una agente de policía que escoltaba a la delegación de Bolivia. Hugo Chávez estuvo a la altura de las circunstancias y no dijo una palabra de más, ni malsonante. La despedida musical -fuera de protocolo- la dieron los presidentes de Perú y Brasil, Alan García y Lula respectivamente, al tocar a dúo el «Cajón peruano». ¡Si todas las cumbres fueran asi!

(EFE).-La anécdota produjo poco antes de que Lula regresara a Brasil, cuando el presidente peruano le regaló 1.000 cajones para que los distribuyera en las escuelas de samba de la capital carioca. «Es un regalo modesto, pero de gran significación, una forma de que se nos recuerde con alegría: el Perú, el Perú, el Perú», terminó canturreando García. Con los cajoneros allí delante interpretando el popular Tico tico junto a varios jóvenes brasileños con bongos, timbales y maracas, los dos mandatarios no pudieron resistir la tentación de sumarse al grupo musical y acabaron sentándose a horcajadas sobre los cajones.

El presidente peruano es un gran aficionado a la música del cajón peruano, un instrumento musical de origen africano que se ha popularizado en todo el mundo gracias al jazz moderno, el nuevo flamenco y la música latino-caribeña. «Yo voy a ser el que introduzca el cajón musical peruano en las escuelas de samba de Río de Janeiro, espero que se me recuerde por eso y por otras cosas», bromeó García.

Proyecto petroquímico

Antes de esta despedida musical, Alan García y Lula pusieron en marcha el mayor proyecto petroquímico de la costa oeste de América, con tecnología punta para la producción de etileno y polietileno, que supone una inversión de 3.000 millones de dólares. El convenio fue suscrito por los responsables de las empresas Petroperú, Petrobras y Braskem.

Los presidentes firmaron también diez convenios de cooperación en materia de fortalecimiento institucional y asistencia técnica en gestión pública, trabajo, pequeñas y medianas empresas, agricultura, vivienda, salud y minería.

El gobernante brasileño anunció además la celebración en julio próximo del primer encuentro de empresarios de ambos países en Sao Paulo, que a partir de ahora se desarrollará dos veces al año en sedes alternas. «Nuestros países tienen el mismo reto, superar una pesada herencia de injusticia y desigualdad que impidió nuestro desarrollo», dijo Lula, que se comprometió a impulsar en Perú la inversión de las empresas públicas brasileñas y favorecer las del sector privado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Lo más leído