Un ex jefe militar peruano admite que Fujimori fue la cabeza de la lucha antiterrorista

Un ex jefe militar peruano admite que Fujimori fue la cabeza de la lucha antiterrorista

El ex jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de Perú Nicolás de Bari Hermoza Ríos, el tercer hombre fuerte del régimen de Alberto Fujimori (1990-2000), admitió ayer que el ex presidente del país andino fue el máximo responsable de la cuestionada lucha antiterrorista.

(EFE).-En un intenso interrogatorio en el que Fujimori se quedó momentáneamente dormido, Hermoza Ríos manifestó que él era el «responsable de la parte militar», mientras que el ex asesor presidencial Vladimiro Montesinos, como jefe en la sombra del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN), tenía un «peso político».

Al responder al fiscal adjunto, Avelino Guillén, si existía «una sola cabeza (…) el presidente de la República como jefe Supremo de las Fuerzas Armadas, en alusión a la lucha antisubversiva, el ex general respondió escuetamente: «así es».

Hermoza Ríos es considerado como parte de un «triunvirato» de poder junto a Fujimori y Montesinos, acusado de crear al grupo militar encubierto Colina para luchar clandestinamente contra los grupos subversivos.

En ese contexto, la Fiscalía busca que Hermoza Ríos ratifique una versión que ofreció a la justicia en 2001 en la que afirmó que Fujimori conocía las operaciones de este escuadrón de la muerte y que sabía de la matanza de La Cantuta (1992).

Hermoza Ríos, quien cumple una pena de 8 años por corrupción y afronta dos procesos por las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta, anunció al principio de la audiencia que en algunos momentos podría acogerse a su derecho a guardar silencio para no inculparse.

Durante su testimonio, el ex militar se desdijo en varias oportunidades respecto a sus declaraciones en 2001 como cuando Guillén le preguntó si Montesinos le manifestó que la matanza de La Cantuta fue perpetrado por los integrantes de Colina, bajo la dirección operativa del entonces capitán Santiago Martin Rivas, entre otros.

«Me informó (Montesinos) del hecho concreto de la Universidad (La Cantuta)», aunque insistió en que no le dio nombres, con lo que contradijo sus declaraciones de hace 7 años.

También negó que Montesinos haya sido el interlocutor válido entre el presidente y las Fuerzas Armadas, tal y como lo había afirmado en esa fecha.

Al negar su testimonio pasado, el ex general dijo ayer que Montesinos nunca le transmitió una orden de Fujimori y negó que el ex asesor haya tenido injerencia en las Fuerzas Armadas.

Sin embargo, recordó que llamó a Montesinos para que proteja al ex mandatario al enterarse del «intento de golpe» del general Jaime Salinas en noviembre de 1992, quien pretendía restaurar la democracia perdida tras el autogolpe de Fujimori en abril de ese año.

El «General Victorioso», como él se hacía llamar tras la guerra no declarada entre Perú y Ecuador (1995), reconoció ante la Sala Penal Especial que se reunió en su vivienda con Fujimori, Montesinos y altos mandos militares y policiales poco antes del autogolpe de Estado.

Asimismo, Hermoza Ríos subrayó que su pase a retiro en 1998 fue producto de una «intriga política» por parte de Montesinos para sacarlo del entorno presidencial por considerarlo como un «obstáculo» para el desarrollo de sus políticas.

Hermoza Ríos también declaró que, a finales de la década de 1970, estudió y posteriormente fue instructor de la Escuela de las Américas, de donde se graduaron ex militares latinoamericanos procesados por crímenes de lesa humanidad.

Subrayó que en ese centro militar nunca estudió «ningún tema contrasubversivo, ni guerra no convencional».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Lo más leído