Gustav, «la madre de todos los huracanes» azotará hoy New Orleans

Gustav, "la madre de todos los huracanes" azotará hoy New Orleans

(Alex Mac Kenzie).-Bautizado por el alcalde de New Orleans, Ray Nagin, como la «madre de todos los huracanes», Gustav embestirá hoy con vientos de hasta 340 km/hora la cuna del blues, al igual que lo hiciera el «Katrina» hace tres años. 372 mil personas han sido evacuadas de la ciudad para evitar una eventual tragedia. El huracán, debilitado -de escala 4 a 3- tras azotar Cuba, podría fortalecerse al tocar tierra hoy lunes. Uno de sus primeros efectos ha sido la postergación de la convención republicana que designará a John McCain como candidato a la presidencia de EEUU.

(EFE).-Ante la posibilidad de que se repitan las escenas de destrucción causadas por el «Katrina» hace casi exactamente tres años en Nueva Orleans, los republicanos han optado por recortar buena parte de la fanfarria que rodea a estas convenciones y evitar que se les acuse de hacer caso omiso del sufrimiento en otras regiones de EE.UU.

En declaraciones vía satélite desde San Luis (Misuri) a la prensa que cubre la convención en St. Paul (Minesota), McCain afirmó: «este es un momento en el que tenemos que prescindir de la política».

«Vamos a suspender la mayoría de nuestras actividades, excepto aquellas que son absolutamente necesarias», anunció el candidato republicano.

McCain habló después de que, junto a su esposa, Cindy, y su candidata a vicepresidenta, la gobernadora de Alaska, Sarah Palin, visitara Jackson (Misisipi) para supervisar los preparativos de emergencia de cara al huracán.

Ante la gravedad de la amenaza que representa el paso del «Gustav» por el golfo de México «debemos quitarnos el uniforme de republicanos y ponernos el uniforme de estadounidenses», afirmó el candidato republicano.

New Orleans, un pueblo fantasma

El huracán avanzaba con vientos de casi 200 km/h por el Golfo de México tras azotar el oeste cubano con ráfagas de hasta 340 km/h, las más violentas en Cuba en medio siglo.

El huracán dejó decenas de heridos, más de 300.000 evacuados en el oeste cubano, pueblos arrasados, decenas de miles de casas dañadas, cultivos anegados, redes de electricidad y comunicación interrumpidas, derrumbes y vías obstruidas por árboles y escombros.

Todo el oeste del país permanecía sin electricidad y sin gas, incluida La Habana, de 2 millones de habitantes. Ante la dimensión de los destrozos, las autoridades decidieron aplazar el inicio del curso lectivo, que debía comenzar el lunes.

Gustav, que a su paso por Haití, República Dominicana y Jamaica dejó un balance estimado en 85 muertos, bajó su fuerza a huracán de categoría 3 en la escala Saffir-Simpson –de un máximo de 5– pero los pronósticos indican que podría fortalecerse nuevamente.

En Estados Unidos, el gobernador de Luisiana indicó que más de 1 millón de personas estaban en movimiento debido a Gustav. «Esta es la madre de todas las tormentas», dijo el alcalde, desesperado por evitar un desastre como el provocado por Katrina en 2005, que dejó 1.500 muertos.

«Salgan de la ciudad», advirtió el presidente del distrito de Jefferson, Aaron Broussard. «Tengan el coraje de desprenderse de sus objetos materiales. No pueden protegerse contra lo que la madre naturaleza nos arrojará».

El distrito incluye la zona del West Bank, donde se hallan los diques que resguardan el área y que cedieron hace tres años, aunque se espera que esta vez resistan.

«Están diciendo que los diques aguantarían o serían apenas rebasados», dijo Jindal, citando predicciones de meteorólogos y de expertos en ingeniería en una conferencia de prensa en Baton Rouge, capital estatal, mientras el huracán se dirigía a Luisiana.

A las 14H00 GMT, el centro de Gustav estaba 520 km al sudeste de la desembocadura del río Mississippi, avanzando a 28 km/h, y según el Centro Estadounidense de Huracanes (NHC), es probable que recupere fuerza antes de tocar tierra el lunes.

Las campañas de los candidatos presidenciales Barack Obama (Partido Demócrata) y John McCain (P. Republicano) quedaron sujetas a los embates de Gustav, que alcanzaría Estados Unidos en el momento en que estaba fijada para iniciarse en St. Paul (Minnesota, norte) la convención republicana.

McCain cambió sus planes de campaña y viajó a Mississippi el domingo para verificar los preparativos ante la llegada de Gustav, en tanto se decidió que el primer día de la convención tuviera una agenda reducida.

Por otro lado, llamó este domingo a todos los estadounidenses a ayudar a quienes queden expuestos al paso del huracán.

En cuanto a Obama, se declaró dispuesto a «activar una lista de 2 millones de personas» por correo electrónico para encontrar voluntarios que ayuden a las poblaciones amenazadas por el huracán.

El presidente George W. Bush confirmó este domingo que no acudirá a la convención republicana el lunes, sino que viajará a Texas para asistir a la coordinación de las operaciones de rescate.

Antes de tocar tierra, Gustav pasará por la zona petrolera del Golfo de México, donde Estados Unidos produce 26% de su crudo. Ante esto, las compañías petroleras evacuaron personal e interrumpieron casi toda la producción.

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído