Crisis económica dispara solicitudes para el retorno voluntario de inmigrantes

Crisis económica dispara solicitudes para el retorno voluntario de inmigrantes

El observatorio de diagnóstico de la población inmigrante de Guadalajara y el Corredor del Henares (Opegu) desvela un incremento este año de las solicitudes de información sobre programas de retorno voluntario al país de origen y también peticiones de empleo.

Así lo señaló ayer Braulio Carlés, responsable de la Asociación Católica de Migraciones (Accem) de Castilla-La Mancha, una de las organizaciones implicadas en este observatorio junto con las administraciones central, regional y locales, asociaciones no gubernamentales, empresariales y sindicatos.

En declaraciones a periodistas hoy, en el Día Internacional del Inmigrante, y coincidiendo con el análisis de los datos que desvela este observatorio, Carlés ha dicho que a través de la Accem concretamente el retorno voluntario de inmigrantes se ha doblado con respecto al año anterior pasando de 80 a 120 personas.

También ha reconocido que debido a la crisis, en Castilla-La Mancha y en España descenderá algo la llegada de inmigrantes, pero cree que es «transitorio», y que volverán a llegar nuevamente cuando pase.

Otro dato que desvela el Opegu es que ha habido un cambio claro en el perfil de los usuarios que acuden a Cáritas, Guada Acoge o Accem para registrarse en los programas de búsqueda de empleo y para interesarse por cursos formativos.

En concreto, se ha incrementado el número de personas que solicitan empleo entre los que ya tienen autorización de residencia y trabajo, colectivo que hasta principios de año no eran los principales usuarios de estos servicios.

Desde Cáritas se apunta una mayor presencia de jóvenes, personas que ya han adquirido la nacionalidad española e incluso españoles de origen que se interesan por sus servicios.

Algunas entidades han pasado de gestionar tres o cuatro ofertas diarias a la misma cantidad a la semana.

Además, las ETT han dejado de demandar candidatos de estos servicios y ahora apenas contactan con ellos.

Se ha incrementado igualmente el nivel de afluencia de personas a los talleres y cursos formativos ofertados para los que antes había dificultad en cubrirlos.

También ha aumentado la atención a usuarios que presentan una situación de precariedad o de exclusión social.

La provincia de Guadalajara se sitúo en 2007 a la cabeza del crecimiento poblacional de inmigrantes de la región, con un crecimiento de del 23,8 por ciento con respecto al pasado año frente al 27,7 de la región.

Carlés reconoció cómo el momento de crisis que vive hoy España repercute de forma especial en la población inmigrante que se convierte en «unas de las partes más débiles» y cómo ello puede generar situaciones más delicadas de racismo y xenofobia.

Sin embargo, reconoció que Guadalajara es una provincia en la que la población inmigrante está integrada en general aunque en momentos aislados pueda haber alguna situación más delicada.

Por su parte, el alcalde de la capital, Antonio Román, también compartió este extremo y aseguró que Guadalajara no es una ciudad xenófoba ni racista.

Sobre el retorno de los inmigrantes a sus países, dijo que «tampoco es la solución».

Por su parte, la subdelegada del Gobierno, Araceli Muñoz, suscribió la importancia de este observatorio como una herramienta a valorar y descubrió el derecho al inmigrante a emigrar si así lo quiere.

Por último, defendió la necesidad de que la ciudadanía no mire a los inmigrantes desde la indiferencia, como pasa a veces -dijo-, sino desde el respeto y la empatía sin querer hacerles culpables de los momentos de crisis que vive hoy el país «porque eso no es admisible».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído