Máncora, Perú, el idílico escenario de la última película de Elsa Pataky

Máncora, Perú, el idílico escenario de la última película de Elsa Pataky

El próximo 13 de marzo tendrá lugar en Miami el estreno mundial de la película “Máncora”, interpretada por la actriz madrileña Elsa Pataky. Rodada durante el pasado año, el film recibe su nombre de las paradisíacas playas peruanas de Máncora, situadas en la provincia de Piura, en el extremo norte de Perú.

Elsa Pataky interpreta el papel de Ximena, una fotógrafa española que junto a su marido vuela a Lima para visitar a Santiago, su hermanastro, que ha vivido recientemente el suicidio de su padre. El plan de Santiago es pasar un tiempo en la costa del norte de Perú, en Máncora, adonde Ximena y su marido deciden acompañarle. Una vez allí, empezarán a compartir un viaje íntimo, en el que se reencontrarán y podrán conocerse más.

Con una excelente acogida, “Máncora” ha sido dirigida por el peruano Ricardo Monteruil y producida por el español Diego Ojeda. El resto de personajes están protagonizados por el estadounidense Enrique Murciano, el brasileño Phillipe Haagensen, el peruano Jason Day y la mexicana Liz Gallardo.

Máncora, el paraíso terrenal

Atributos no le faltan a Máncora para haberse convertido en un escenario de película, capaz de competir en belleza incluso con Elsa Pataky. A saber: diez kilómetros de playa, cálidas aguas, sol durante todo el año y un ambiente ideal para cumplir con las más altas expectativas del viajero. En definitiva, un paraíso en la tierra situado en la costa norte de Perú.

Máncora lo tiene todo para desconectar del mundo, gracias a sus bellos paisajes y la calidez de su gente. Con sus extensas playas, sus delicias gastronómicas y sus excelentes olas para la práctica del surf, el norte del Perú plantea dos tipos de planes a quien visita este lugar: emociones fuertes con diversión de todo tipo o relax total en pareja. Aquí la elección es difícil: ¿con qué te quedas?

Además de sus perfectas cualidades naturales, Máncora cuenta con múltiples recursos para disfrutar del mejor plan de vacaciones, gracias a sus restaurantes con distintos tipos de gastronomía, mercados artesanales y al aire libre, y bares, que cuentan con un animado ambiente, capaz de contagiar a quien lo visita.

Pero si lo que se busca es un plan tranquilo para disfrutarlo en pareja, en aquí se puede encontrar múltiples posibilidades, todas ellas igual de seductoras.

La playa de Zorritos es ideal para conectar de nuevo con el mundo, igual que Punta Sal, que ofrece todas las opciones de los grandes complejos llenos de actividades para el turista, como el Punta Sal Hotel Club.

El viaje a Máncora plantea visitas a otros sitios especiales, como la Poza de Barro, una piscina natural con propiedades curativas con aguas a alta temperatura que producen una sensación de relajación muscular y bienestar.

Por su parte, los Manglares de Puerto Pizarro, a 12 km de la ciudad de Tumbes, son el lugar ideal para dejarse impresionar por los extensos bosques acuáticos, entre el río y el mar.

Asimismo, el Parque Nacional Cerros de Amotape, con cocodrilos, monos, una inmensa variedad de aves y flora exótica, es un lugar ideal para nadar en aguas transparentes, realizar excursiones y conocer el singular ecosistema de bosque tropical del Pacífico. (PM)

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Lo más leído