Gobierno peruano otorga asilo político a Manuel Rosales y Hugo Chávez provoca crisis diplomática

Gobierno peruano otorga asilo político a Manuel Rosales y Hugo Chávez provoca crisis diplomática

(Alex Mac Kenzie).- Se veía venir. El estatus de asilado político que ayer concedió el gobierno peruano a Manuel Rosales, líder de la oposición venezolana, iba a traer consecuencias. Nada más enterarse de esta decisión, Hugo Chávez montó en cólera y ordenó el retiro inmediato del embajador venezolano en Perú, provocando -esperemos que no- una crisis diplomática con el país andino. El «Gorila Rojo», a través de su Cancillería, argumenta que la decisión de otorgar asilo político a Rosales es una burla contra el Derecho Internacional, un duro golpe a la lucha contra la corrupción y un agravio contra el pueblo de Venezuela (!).

El Gobierno peruano concedió por razones humanitarias el asilo al opositor venezolano Manuel Rosales, anunció ayer el canciller de la República, José Antonio García Belaunde, ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso.

“El Gobierno peruano, fiel a una tradición histórica y a su compromiso, ha decidido darle el asilo a Manuel Rosales”, dijo en forma escueta el canciller.

Al respecto, precisó que el Congreso de la República, a través de su Comisión de Relaciones Exteriores, es la primera institución del país en conocer esa decisión, al tiempo de recordar que otros dos ciudadanos venezolanos también gozan de la condición de asilados en el país.

Indicó que la comisión especial que analizó el pedido de asilo de Rosales ya tenía una posición formada respecto al caso desde el día viernes, y que inclusive ese mismo día ya se había entrevistado con el líder opositor.

En ese sentido dejó en claro que el otorgamiento del asilo no guarda relación con las declaraciones que formuló (el fin de semana) el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, sobre el tema de Rosales.

“El día viernes la comisión ya había estudiado el expediente y ya se había entrevistado con el señor Rosales. Por consiguiente lo que haya pasado el fin de semana (con las declaraciones de Chávez) no ha tenido ningún efecto porque estos funcionarios ya tenían una idea muy clara”, precisó.

En todo caso insistió que la decisión del gobierno peruano se basa en consideraciones humanitarias.

“No prejuzga para nada sobre un país hermano con quien el Perú mantiene una cordial relación y espera y desea seguir manteniéndola, pero se considera que hay elementos que ameritan la solicitud de asilo”, advirtió.

En todo caso precisó que en la actualidad hay otros casos (menos notorios) de Venezolanos que están asilados en el Perú, como es el caso del secretario general de la Confederación de Trabajadores de Venezuela y el gobernador del Estado de Yaracuy.

“El presidente Chávez es un amigo del Perú, tiene una relación muy fluida y amistosa con el presidente García. No es este el primer caso de un asilado venezolano y asumimos que se mantendrán las relaciones y seguirán perfeccionándose”, indicó.

Reacciones

Ante este anuncio, el congresista Luis Gonzales Posada dijo que el asilo no es una relación para maltratar las relaciones bilaterales que existen entre Perú y Venezuela.

“Siempre he manifestado nuestro respeto a Venezuela, país donde se encuentran 120,000 peruanos, y no podemos confundir este tema con asuntos que tengan como objetivo perturbar y oscurecer las relaciones.”

En ese sentido, precisó que Perú ha mantenido siempre al tope la bandera del asilo. “Y en este momento tenemos en el país más de 500 refugiados de diferentes partes del mundo, de tal manera que Perú sí es una tierra de libertades.”

Por su parte, la congresista Lourdes Alcorta (Unidad Nacional) felicitó la decisión del Gobierno y aclaró que si bien el asilo para Rosales es un tema difícil y que trae complicaciones, no tiene que afectar la relación con Venezuela.

Mientras tanto, el congresista nacionalista Juvenal Ordóñez sostuvo que así como se ha concedido el asilo al ciudadano venezolano, con la misma fortaleza se debería aceptar el pedido de extradición que formule el Poder Judicial de ese país.

“Considero que Venezuela tiene algunos méritos en lo que ha venido haciendo en cuanto al fomento de los vínculos con Perú. No olvidemos que ese país facilitó la captura del más grande corrupto que es Vladimiro Montesinos.”

García Belaunde había adelantado que la relación de Perú y Venezuela no se verá afectada por el pedido de asilo del político opositor de ese país Manuel Rosales, porque el Estado peruano “no se dejará” arrastrar en un caso de política interna de la nación venezolana.

Valle Riestra destaca convicción democrática de Perú al otorgar asilo político a Rosales

El congresista Javier Valle Riestra saludó hoy la decisión del Gobierno de otorgarle asilo político al opositor venezolano Manuel Rosales y dijo que con esta medida Perú reafirma sus convicciones democráticas.
Sostuvo que el pedido del también alcalde de Maracaibo se ajusta a la doctrina común del derecho internacional, por lo que –en su opinión– no podría ser rechazado.

“Es una acción muy positiva, que honra a Perú, a América Latina y al APRA, que no podía tomar una decisión diferente.”

El ministro de Relaciones Exteriores, José Antonio García Belaunde, anunció esta tarde que el Gobierno peruano concedió por razones humanitarias el asilo a Manuel Rosales.

Al respecto, Valle Riestra manifestó que el Gobierno hizo bien en conceder el asilo a Rosales, porque ello demuestra además que es consecuente con sus tradiciones históricas.

Recordó que líderes históricos del APRA como Víctor Raúl Haya de la Torre, Ramiro Prialé y Luis Alberto Sánchez apelaron al asilo cuando fueron perseguidos por el régimen del presidente Manuel Odría.

El jurista informó que el último viernes, su defendido, Manuel Rosales, sustentó las razones de su solicitud ante los funcionarios de Cancillería.

Valle Riestra señaló que ahora Rosales deberá mantener discreción y cordura, para no intervenir en asuntos de la política venezolana ni insultar ni ofender al mandatario de su país.

“Él debe tener una posición recatada frente al régimen (de Venezuela), podrá opinar sobre temas político-sociales, proponer reformas (…), pero no puede complotar o agitar contra el presidente Chávez.”

Por último, el congresista desestimó que el otorgamiento de asilo a Rosales vaya a entorpecer las relaciones bilaterales con Venezuela.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Lo más leído