Los hosteleros del ocio nocturno lanzan una campaña contra la reforma de la ley antitabaco

Los hosteleros del ocio nocturno lanzan una campaña contra la reforma de la ley antitabaco
Fumar.

El presidente de ECO (Asociación madrileña de Empresarios por la Calidad del Ocio), Dionisio Lara, y el presidente de AFYDIS (Asociación de Empresarios de Espectáculos, Salas de Fiestas y Ocio de la Comunidad de Madrid), Pedro Serrano, presentaron este martes la campaña Defiende la noche. Una iniciativa con la que pretenden dar a conocer la amenaza sin precedentes que supondría para su sector la reforma de la ley antitabaco prevista por el Gobierno.

La campaña, cuyo contenido se mostrará en marquesinas, mobiliario urbano e incluso anuncios en prensa se presentó simultáneamente en Madrid y Barcelona, aunque está previsto que se expanda a otras provincias, como por ejemplo Valencia. Asimismo, y a través de las redes sociales, los empresarios de la noche pretenden impulsar el debate y la participación ciudadana.

A escala nacional el sector del ocio nocturno prevé cerrar 3.000 bares de copas y discotecas y más de 15.000 puestos de trabajo que se irán a la calle, señaló Lara quien también apuntó que las pérdidas económicas podrían ascender a unos 300 millones de euros sólo en la Comunidad de Madrid.

Para el presidente de ECO, la medida se pretende implantar en un momento inoportuno ya que para él la prioridad del Ejecutivo en la actualidad debería ser el paro y no una reducción del 30 por ciento de los ingresos de este tipo de negocios.

Así, los empresarios alegaron que la prohibición de fumar dentro de los locales acarreará un incremento de las protestas vecinales dado la concentración de personas que se creará en las puertas de los mismos y las fiestas en casa. Así como un agravamiento radical del botellón. Ya está pasando en Madrid, la Policía Local dice que se han incrementado notablemente las quejas de vecinos por fiestas en las casas, apostilló Lara.

También subrayaron la situación de otros países de la Unión Europea y destacaron que sólo Chipre e Irlanda cuentan con una prohibición total del tabaco. Mientras que naciones como Francia, Alemania o Italia tienen normativas que permiten la zona para fumadores.

Los representantes del sector se mostraron satisfechos con la ley actual y consideraron que va dando resultados y que reformarla supondría perder el esfuerzo y el dinero que han hecho los dueños de los negocios.

La presión social es mínima, a penas existen 5.000 quejas de no fumadores, es decir, una por cada 10 millones de usuarios que usan la hostelería diariamente, concluyó Lara con el fin de argumentar que los no fumadores se solidarizan con los que fuman.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído