Víctimas de accidentes de tráfico ven «positivo» el descenso de fallecidos

Diversas asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico han valorado «positivamente» la reducción en un 9,1 por ciento de las víctimas mortales en carretera, aunque consideran que aún quedan problemas por solucionar y en los que hay que «incidir más» como los choques en vías convencionales, los atropellos a peatones, los accidentes de motos y la velocidad.

En este sentido, el presidente de la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes-DYA, Francisco Canes, ha señalado, en declaraciones a Europa Press, que se sienten «muy confiados» ya que consideran que, tal y como se está trabajando en el nuevo plan estratégico de seguridad vial, «porcentualmente, se van a poder seguir consiguiendo reducciones interanuales próximas al 10 por ciento».

En cualquier caso, también se ha mostrado preocupado ante los «importantes» problemas de siniestralidad en carreteras convencionales, de atropellos y de accidentes de motoristas que, a su juicio, pueden experimentar asimismo un descenso si se reduce la velocidad y con más concienciación.

Canes ha aprovechado para felicitar a la Dirección General de Tráfico (DGT) y al Ministerio del Interior por los logros conseguidos aunque ha reclamado un mayor apoyo de las autoridades locales, las comunidades autónomas y de otros ministerios pues se sienten «desamparados» salvo en el tema sanitario.

En la misma línea, la directora de Prevención de Accidentes de Tráfico (PAT), Eugenia Domenech, ha afirmado que toda reducción en las cifras de accidentes de tráfico es «siempre positiva», aunque considera que se ha «ralentizado un poco» el ritmo de reducción registrado en los últimos meses del año.

Además, ha pedido que se incida «mucho más» en los siniestros en las vías convencionales, por salidas de la vía o colisiones frontales o frontolaterales que, según ha indicado, se producen por dos factores básicos: las distracciones por manipulación de aparatos como el móvil o el GPS o por cansancio, ingestión de medicamentos, alcohol o drogas y la velocidad «inadecuada y excesiva».

Domenech ha indicado que estas son las «asignaturas pendientes» para este año que empieza en materia de accidentes de tráfico. Asimismo, ha remarcado la importancia de la «responsabilidad» que supone conducir, de la que, a su juicio, muchas veces no se es consciente. «No valen excusas ni distracciones porque las consecuencias son muy graves», ha apostillado, al tiempo que ha afirmado que «en esta época de crisis se debe incidir más en los valores como el respeto a los demás y a la vida».

HASTA LLEGAR A CERO

Por su parte, la presidenta honorífica de la asociación Stop Accidentes, Ana María Campo, ha explicado que «tan poco porcentaje» en la reducción de siniestros se considera «casualidad» y que, «mientras no se llegue a cero accidentes, no bastará».

Igualmente, ha afirmado que las «buenas medidas» como «el carné por puntos» y el «decomiso de coches» han repercutido en una «bajada espectacular» de los accidentes de tráfico, pero que todavía quedan por «indicar los puntos negros» y, sobre todo, «investigar por qué ha ocurrido el accidente», ya que, a su parecer, si no se arregla esto, «continuarán sucediendo».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído