Tráfico. Las carreteras registran el número de muertos más bajo en verano de los últimos 50 años

Las carreteras españolas registraron durante los meses de julio y agosto de este año el número de fallecidos más bajo del último medio siglo, ya que murieron 321 personas, la cifra más baja desde 1962, año en el que perdieron la vida 340 personas.

Así lo afirmó este jueves el ministro del Interior, Antonio Camacho, en una rueda de prensa en Madrid, donde presentó el balance de la operación verano de este año.

Los 321 muertos de este año suponen un descenso del 11,3% respecto de los 362 de julio y agosto de 2010. Además, en esta etapa estival, en la que se produjeron cerca de 80 millones de desplazamientos de largo recorrido, hubo 1.537 heridos graves, por los 1.696 del año pasado (un 9% menos).

Camacho destacó que se trata de �cifras que no se conocían desde la década de los 60�, con el �importante matiz� de que en 1960 había poco más de 1 millón de vehículos (por más de 31 millones en la actualidad) y 2,2 millones de conductors (más de 26 millones ahora).

Por tipos de vía, 246 personas murieron en carreteras convencionales (un 8% menos que en 2010), 63 en autovía (6% menos) y 12 en autopista (57% menos). Todo esto supone una media de 5,2 fallecidos cada día. �La mejor cifra de la década y, probablemente, de la historia�, precisó Camacho.

Por otro lado, 56 motoristas perdieron la vida en julio y en agosto (6 menos que en 2010) y la velocidad media en autovía bajó a 103 kilómetros por hora cuando el año pasado era de 109 kilómetros por hora.

Camacho aseguró que las denuncias por radares fijos en autopista y autovía descendieron un 16% en relación a julio y agosto del año pasado, se produjo un mayor escalonamiento del tráfico en las salidas y retornos de vacaciones, y, en comparación con 2001, hubo menos fallecidos que no llevaban puesto el cinturón de seguridad (28), un mayor uso del casco (3 muertos sin casco),y menos positivos por alcoholemia de personas que perdieron la vida en la carretera (un 5%).

El ministro del Interior achacó estos datos a �múltiples razones�, sobre todo al �comportamiento responsable de los conductores�, aunque también a la mejora de la seguridad de los vehículos y de las infraestructuras.

No obstante, Camacho apuntó que �321 fallecidos en la operación verano son demasiados fallecidos. Debemos seguir trabajando. Sin duda, no estamos satisfechos�.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído