España/ Hablan los abogados de William Huertas, el peruano «extraditable»

(Paul Monzón).- La probable extradición al Perú de William Huertas Ramírez, un ciudadano peruano (residente en España) a raíz de una demanda interpuesta por su ex pareja, Janina Osorio, de «omisión a la asistencia familiar» ( no pasar la pensión alimenticia a su hijo quien vive actualmente en Argentina con ella) ha levantado una polvareda política y opiniones encontradas en el país andino. Los medios de comunicaciones limeños han descargado todas sus baterías descalificatorias hacia el presunto «mal padre». Parece sentenciado. Huertas, para la opinión pública es un monstruo. Incluso la Ministra de la Mujer, Ana Jara, es tajante sobre este tema: «el pedido de extradición es un acto de justicia”. Para Juan Jiménez, Ministro de Justicia del Gabinete Humala, esta es la primera extradición(?) «de una persona por delito de omisión de asistencia familiar, es decir, esa persona no ha estado pagando alimentos a su hijo». ¿Y si la historia no fuera como la cuentan, sino todo lo contrario?¿quién le va a resarcir a William Huertas del linchamiento mediático en el cual se ha visto envuelto?. Al respecto conversamos en Madrid con César Maldonado y Demóstenes Mamani, abogados del presunto «mal padre».

Después del revuelo que se ha montado en Perú con la petición de extradición de William Huertas, ¿en qué situación se encuentra este caso?

(Demóstenes Mamani) En este caso que fue iniciado con bombos y platillos por el Ministro de Justicia peruano pidiendo la extradición de William Huertas, de manera pública, a través de los medios de comunicación , considero que se ha ido desinflando la maniobra que quiso hacer. porque no es el caso como se ha demostrado que sea el prototipo de un padre que abandona a su hijo y que no paga los alimentos. Se ha ido demostrando con el curso de los días que es un padre que sí ha cumplido durante años, y que la Madre ha presentado una falsa denuncia acompañada de una serie de acciones que pueden llevar a la nulidad del acto.

¿En este caso se podría decir que se ha sorprendido a la justicia?

(César Maldonado): Efectivamente se ha sorprendido a la justicia porque la tramitación del procedimiento civil del juicio de alimentos, se ha llevado en ausencia y desconocimiento del Sr. Huertas, el obligado, no se ha dado el emplazamiento válido, esto dice la ley que debe hacerse personalmente en su domicilio.

El Sr. Huertas tiene desde el año 2002 señalado su domicilio a través de la RENIEC y del Consulado General del Perú en Madrid, en la calle Rioja. Bajo esas condiciones el Juzgado ha debido de agotar esa notificación pero sin embargo en este caso la parte demandante, la Madre o el abogado de la madre han ignorado esta situación, no han comunicado al Juzgado con lo cual han cometido una temeridad procesal y han seguido el trámite de este proceso civil. Salió la sentencia, la obligación de 600 soles y se ha condenado en ausencia en este caso al Sr. Huertas.

Posteriormente se hace una denuncia en la vía penal manifestando que ha incumplido con la pensión alimenticia, lo que conlleva a la comisión del delito de omisión a la asistencia familiar. Una vez efectuado el requerimiento, este requerimiento se hace al “curador procesal” allá en Perú, el curador es una persona ajena al entorno del Sr. Huertas. No se agota siquiera ese requerimiento de buscar el domicilio, ni se informa por la denunciante, del lugar dónde está radicando el denunciado para notificárselo. A través del consulado siempre se efectúan este tipo de notificaciones.

En este caso todo parece indicar que se ha urdido esa gestión de requerimiento y todo lo contrario se ha seguido para adelante con este procedimiento lo cual perjudica el derecho de defensa que a toda persona le corresponde en estas circunstancias. esto nos deja en evidencia que los tres millones de peruanos que residimos en el exterior debemos temer esta amenaza porque imagínese, uno llega de visita al Perú y no se ha enterado de que tiene una orden de busca é ingreso en prisión.

Yo creo que las autoridades, sobre todo la judiciales deben de revisar y tener mayor celo, porque efectivamente los códigos procesales se hicieron en los años 80 donde el índice del movimiento migratorio era mínimo, hoy con tres millones de peruanos que radican en el exterior debe haber mayor cuidado, mayor celo profesional y sobretodo, cuando se ha instruido un expediente de extradición, la directora general o quien haga estas funciones en el Ministerio de Justicia debe haber cuidado ese emplazamiento, sobretodo el requerimiento si se ha cumplió con el debido proceso y del derecho a la defensa. Yo creo que cuando el expediente llegue a Madrid y una autoridad española verifique estas circunstancias haremos el ridículo internacional, sobre todo un país con tanta tradición jurídica, con universidades tan reconocidas y de prestigio, con Magistrados que tienen un alto nivel de reconocimiento académico vamos a quedar en un ridículo internacional.

Yo espero que ese expediente no salga hoy. Y como lo ha solicitado el abogado del Sr. Huertas en el Perú, debe declararse la nulidad procesal de las actuaciones, sobre todo el Primer Juzgado Penal de Lima debe verificar y rectificar porque el ridículo no es de solo del juzgado, sino es del Perú, porque es el Perú quien pide la extradición de éste connacional.

Pero han habido años en los cuales William Huertas no le pasó la manutención a su hijo

(César Maldonado) Lo que hay es una gestión personal entre estos actores. El Sr. Huertas está pasando la pensión de alimentos, hay un acuerdo entre ellos y cuando hay acuerdo la justicia está demás. En este caso la señora viaja en el 2008 a Argentina y se lleva sin autorización al niño, entonces el Sr. Huertas deja de enviar su pensión alimenticia a Lima y claro, luego de tres años trata de ubicar en qué parte de Argentina está el menor. Y luego hay un acuerdo entre ellos que él le envía encomiendas y no lo dictaminado debido que las condiciones habían cambiando porque la señora ya no tendría tanta necesidad económica que tenía en Lima, porque recuerden que Argentina está en una situación de mejor solvencia, ya no se gana los sueldos del Perú, entonces es un acuerdo entre el Sr. Huertas y la Sra. Janina que según su comentario radial dice que son migajas.

El Sr. Huertas habla de que no sólo le envía vestidos, ropas o calzado, sino que también envía algunas veces 180 o 200 euros que están comprobados a través de los recibos lo cual nos sorprendente que habiendo esos acuerdos, hoy se haya descubierto que el expediente judicial requiere un pago de los años 2008- 2009 y hoy en día hay una liquidación de ocho mil cuatrocientos soles los cuales ese señor, incluso al primer requerimiento ha cumplido, aún significando que efectúa un doble pago, con lo cual ese proceso de extradición no tendría sentido de ser en la fecha, porque imagínese que estemos haciendo un proceso de extradición para pagar qué, si ya está pagado. ¿Para cumplir la pena?. Las penas en España sobre todo en estos asuntos son con una multa cuando no se es reincidente como viene hacer el presente caso.

Los medios de comunicación en Perú han dado mucha cobertura a este tema, incluso se hablaba que William Huertas se fugó del país para no pagar la pensión alimenticia ¿Qué hay de cierto en todo esto?

(Demóstenes Mamani) Lo que ha empezado mal va a terminar mal. Nosotros hemos dicho en diferentes lugares que el Ministro de Justicia ha comenzado este caso con dos grandes mentiras. Primero afirmó a los medios de comunicación que el caso de extradición de William Huertas, el pedido de extradición sería en los anales de la justicia peruana el primer caso en que el Perú demanda la extradición por razón de alimentos. ¡Falso!. Se ha demostrado absolutamente que es falsa esta situación. Aquí en España ya han habido varios casos en que la Audiencia Nacional ha denegado la extradición de peruanos demandados por la República del Perú por razón de alimentos. Precisamente porque aquí en España este tipo de delitos se sanciona casi en el noventa y dos por ciento de los casos con multas y la pena de prisión apenas son de tres meses a seis meses. Y como bien ha dicho mi compañero este caso no sería de reincidencia.

Y la segunda gran mentira del Ministro de Justicia peruano y que esperamos que se rectifique es de que William Huertas huyó del país lo cual es también absolutamente falso. William Huertas salió el año 2001 por el Aeropuerto internacional Jorge Chávez y fue despedido por toda su familia y entre la familia que lo despedía en el aeropuerto estaba su mujer de entonces la señora Janina. Entonces, ¿por qué razón el Ministro de Justicia dice que nuestro cliente huyó del país?. Simplemente para exagerar, simplemente para sobredimensionar el caso y tal vez como una cortina de humo para cubrir las matanzas de peruanos que en este momento se produce en Cajamarca y El Espinar.

(César Maldonado) Todo parece indicar que estamos hablando de una persona que no es el prototipo del padre desconsiderado que abandona al hijo. Eso no configura en este señor William Huertas. Al contrario, por lo que nos iba comentando a propia directora de la Agencia Charo Express que es una empresa remesadora de dinero donde todo los peruanos depositan su dinero para sus familias. Señala que puntualmente él Sr. Huertas deposita hasta la fecha todos los meses y durante años sus envíos. por ejemplo, remite dinero a su Señor Padre, el que es buen hijo es conocido que es un buen Padre. En este caso su padre recibe apoyo de este connacional al que se ha satanizado, lo que considero un acto de injusticia por lo cual las autoridades gubernativas que han tomado cartas en este asunto deben rectificar sus calificativos dado que por medio está el honor, la dignidad no solo del señor Huertas sino también de toda una familia, y de muchos trabajadores peruanos que viven en el extranjero, porque se está haciendo ver que uno sale al extranjero para olvidarse de sus obligaciones alimenticias con lo cual me parece grave.

Efectivamente hay otros casos que sí hay unos asuntos de abandono, los conocemos también, es donde sí hay que aplicar el brazo duro de la ley, para ello existen los convenios internacionales de cooperación internacional e incluso los exhortos nacionales peruanos hasta donde tengo conocimiento son gratuitos, cosa que no tienen otro tipo de exhortos o comisión rogatoria de las autoridades judiciales. Esas son las consideraciones con las cuales debemos de tener mucho cuidado, sobre todo cuando tratamos de un ciudadano peruano que radica en el extranjero y más si hemos hecho tabla rasa y no le hemos dado ese derecho constitucional a la defensa al debido proceso, que son circunstancias de derecho que le asiste a este señor.

William Huertas parte a España el 2001 y unos años después su entonces mujer se va a Argentina con su hijo, ¿para llevarse al pequeño tuvo el permiso del padre?.

(César Maldonado) En el caso de este viaje, informa el movimiento migratorio que sale a la República de Chile, lo lamentable es que el Sr. Huertas, siendo el padre, no conocía ni sabía de éste viaje migratorio; como segundo punto, no hay autorización expresa del Padre para que el menor se ausente de ese entorno de donde reside y él lo había dejado al cuidado de su Madre, al lado de su entorno familiar, de sus amigos, de su colegio, de sus abuelos tanto los paternos como los maternos, es su entorno sagrado de su formación y crecimiento de un menor, pero sin embargo en este caso la Madre lo sustrae, se lo lleva a la República de Argentina en donde sabemos y por lo que la madre poco a poco ha ido comentando es de que este niño se encuentra de una manera irregular, o sea, un niño ilegal.

Yo creo quela defensoría del pueblo peruano y el Ministerio Público deben tomar cartas en este asunto para ver sobre todo la situación en la cual se encuentra el niño. Y este padre que efectivamente está en la ciudad de Madrid, ella en Buenos Aires, yo creo que la acción de la justicia peruana habría perdido competencia territorial porque hay sustracción de la materia, hay una situación de extraterritorialidad subyacente. Yo creo que hay que tener bastante cuidado con estos procesos sobre todo de ciudadanos peruanos que radican ambos en el extranjero. Digo una vez más, nuestra legislación es bastante desfasada y en estos casos no agota esa búsqueda de emplazamiento, sobre todo a través de la Reniec que es un registro actualizado o los registros consulares.

Lo lamentable en esto es que se ha visto ese despropósito sobre todo de la parte actora que ha continuado con este proceso a todo dar sabiendo que el Sr. Huertas vive en el extranjero, pero sin dar a conocer al juzgado, con lo cual ha engañado a la justicia peruana, y ese engaño ha servido para que el Ministro de Justicia cometa el error de proseguir con el trámite del expediente de extradición. Eso es todo lo que se ha suscitado en este caso y más los asesores y todo ese equipo que corresponde al Ministerio de Justicia son los que han sucumbido en el mismo error por no haber verificado bien los documentos para ver sobre todo si este señor ha tenido ese “requerimiento personal” que dispone la ley procesal, requerimiento que el requisito de procedibilidad de la denuncia por omisión de asistencia familiar. ¿Se hizo la notificación personal? En este caso no. se hizo tabla rasa y eso es lo tremendo de la justicia y encima con un proceso de extradición y con una situación de bombos y platillos que se ha planteado.

Tras el ingreso de los ocho mil soles en la cuenta del banco de la Nación, ¿cómo se presenta el panorama para William Huertas?

(Demóstenes Mamani) Bueno, yo creo que definitivamente ya no tendría razón de ser que continúe el proceso de extradición porque sino, lo que se está buscando el bienestar del niño pues quedaría en peligro. ¿Qué pasa si William Huertas es extraditado a Perú?¿quién va a pagar los alimentos?¿se va a hacer responsable el ministro de justicia?¿tal vez se va a hacer responsable la señora ministra de la mujer?. Yo creo que no. Yo creo que se debe declarar la nulidad del proceso en Perú y España, en consecuencia también, va a denegar la extradición injusta de William Huertas.

(César Maldonado) La lógica es la que precede todo acto del Derecho y yo creo que en este caso ya resultaría ilógico meter en prisión a alguien que es el sustento de una familia. Yo creo que aquí lo que ha existido no es una dejadez del padre sino un error procesal urdido por la contraria para efectos de hacer inducir en error al juzgado y la ministro de justicia. Yo creo que procesos como estos deben ser sancionados, e incluso el abogado que patrocina deslealmente esta acción ante el propio juzgado yo creo que le Colegio de Abogados de Lima tiene que poner cartas en el asunto porque es lamentable que urdiendo historias tengamos pues unos resultados que hoy en día tienen unas consecuencias fatales y gravísimas.

El Sr. William Huertas en cuanto ha tomado conocimiento de esta situación de requerimiento inmediatamente ha hecho el depósito de los ocho mil soles y no porque está presionado por la justicia sino porque desconocía. Al contrario, tenía un trato con la señora de llamar todos los domingos en esas circunstancias está señora no le informaba siquiera que seguía con este proceso. Sobre la «llamada amenazante» nos ha referido el cliente de que no al contrario ha llamado para preguntar si ella estaba detrás de todo esto, porque si están hablando todos los domingos, cómo es que ella podía continuar con estas circunstancias.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído