NADIA COMANECI

(Paul Monzón).- Empiezan las Olimpiadas de Londres y ello me trae el recuerdo de cuando era un crío y vi por primera vez en la tele ( por cierto, en blanco y negro) unos juegos olímpicos. Fueron las Olimpiadas de Montreal (Canadá)de 1976. Ya de por si la música oficial del evento era una pasada. Una melodía hermosa. Tanto así como la bella gimnasta de Rumanía, Nadia Comaneci. Diría la mejor gimnasta de todos los tiempos. Con 14 años, Comaneci consiguió siete veces la máxima nota (10) y revolucionó la gimnasia mundial con su prodigioso ejercicio en las barras asimétricas.

En Montreal ganó seis medallas -tres de oro, dos de plata y una de bronce- y siguió la serie de los triunfos con tres títulos europeos, dos mundiales y otras dos medallas de oro en Moscú 1980.

A finales de noviembre de 1989 el mundo se vio sorprendido ante la huida de la atleta rumana. Pidió asilo en Hungría y luego viajó a Estados Unidos. Escapaba de la tiranía del extinto y sanguinario dictador Nicolae Ceaucescu.

«He dejado atrás un confortable apartamento, un coche y una seguridad financiera, pero no hay nada que valga más que la libertad», declaró a la prensa internacional.

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído