El Museo del Prado perdió casi 500.000 visitantes en 2013

La ‘decadencia turística’ en Madrid en el último año es patente y creciente

El Aeropuerto de Barajas ha acumulado una pérdida de un 19% de pasajeros

Madrid necesita un plan de comunicación de peso para llegar a los mercados duros y a los mercados emergentes

La caída del turismo en la Comunidad de Madrid ya es una realidad. Varios son los datos que lo confirman: el descenso de afluencia en Barajas, la caída de la llegada de turistas o la bajada de visitantes al Museo del Prado, el último dato conocido.

En este sentido, Madrid es la única comunidad española que ha perdido turistas internacionales en datos interanuales. Otras regiones como Cataluña han registrado un alza del 7,4%.

Según detalla ‘El País’, el descenso de afluencia también se ha percibido en Barajas, pero en el aeropuerto ya se viene notando desde hace unos años.

En total, en los últimos cursos ha acumulado una pérdida de un 19% de pasajeros y se sitúa en el séptimo puesto en el ranking de los principales aeropuertos europeos.

Para intentar paliar con este problema, se han puesto en marcha una serie de medidas entre las que destaca la apertura de una base de operaciones de la empresa escandinava de bajo coste Norwegian.

El acuerdo se firmó el pasado mes de noviembre para que el aeropuerto de Madrid-Barajas capte unos 700.000 nuevos turistas y disponga de seis nuevos destinos a partir de junio del próximo año: Oslo, Estocolmo, Helsinki, Hamburgo, Varsovia y Londres.

El objetivo de estas medidas no es recuperar los pasajeros perdidos, sino alcanzar los 70 millones de viajeros que puede acoger Barajas tras la ampliación y la construcción de la Terminal 4.

Para el secretario general de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid, Antonio Gil, la solución está clara. Madrid podría ser una potencia turística internacional, debido a su atractivo, pero no tiene fuerza. Necesita un plan de comunicación de peso para llegar a los mercados duros y a los mercados emergentes.

Otro dato es la caída de visitantes en los museos del Prado y el Thyssen. La primera entidad recibió el año pasado en su sede 2.306.966 visitantes, un 15% menos que el año anterior.

La pinacoteca recibió 2,8 millones de visitantes en Madrid en 2012, por lo que en 2013 perdió casi 500.000 visitantes.

En 2013, los ingresos por entradas fueron de 13.001.871 euros, superando en un 3% la previsión presupuestaria. El ingreso por visitante ha sido de 5,6 euros.

Del mismo modo, otro museo español, el Thyssen-Bornemisza de Madrid, cerró 2013 con un balance de visitas de 944.827 personas, un descenso del 25 por ciento respecto a 2012.

El descenso turístico ha sido palpable a lo largo de 2013. El Gobierno pretende con las nuevas medidas, como las de Barajas, que Madrid vuelva a ser la ciudad atractiva que solía ser.

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído