Adios Diego López, adios…

(Paul Monzòn).-Una carambola del destino le llevó a la titularidad en el todopoderoso Real Madrid. Y ha sido otra carambola -vaya ironía- la que le apartará del equipo merengue. Diego López se va-le echan del Madrid…por la puerta de atrás, pero con las alforjas repletas de milloncejos.

EL CULEBRÓN MOURINHO-ADÁN-CASILLAS-DIEGO LÓPEZ

Todo empezó con la lesión de Casillas, previa humillación de José Mourinho quien le destituyó de la portería en favor del portero suplente, Adán- El técnico de Setubal alegó entonces que este último estaba en mejores condiciones que el capitán madridista. Adán la pifió y Casillas regresó al arco el loor de multitudes. Pero entonces surgió, ironías de la vida, la patada de Arbeloa que mandó a la nevera al «santo» durante un buen tiempo. Mourinho suspiró aliviado.

Florentino Pérez contrató urgentemente a Diego López, portero suplente en el Sevilla, para suplir a Casillas. Era de esperar que Mourinho apostara por Adán pero no lo hizo lo cual propició que éste cayera en desgracia.

El Madrid con López se llevó un saco de goles en la Champions frente al Borussia Dortmund. No ganó la liga y perdió la final de la copa del Rey ante el Atlético de Madrid. La derrota propició el adiós de Mourinho y de su fiel escudero Karanka.

Con la llegada de Ancelotti Casillas pareció ver la luz. Pero no… siguió en el banquillo hasta que la «sabia» decisión del técnico italiano le brindó la posibilidad de disputar la Champions y la Copa del Rey. ¡Qué curioso: fueron los dos únicos torneos que ganó el Real Madrid!. La liga se perdió con Diego López en la portería.

Nadie dice que López no sea un buen portero, pero no es un gran portero. Iker, pese al fiasco del mundial (allí falló todo el equipo, con Del Bosque a la cabeza) ha sido más regular y determinante tanto en la Champions como en la Copa del Rey ganados por el equipo de Chamartín. Por eso mismo lo lógico era que se quedara en el Madrid que, con la llegada de Keylor Navas, verá potenciada la portería.

Finaliza un culebrón que tenía enfrentada a parte de la afición madridista para regusto de Mourinho, sin obviar la aquiescencia de Florentino Pérez culpable, en parte, de todo este desaguisado. Suerte Diego López allá donde vayas, suerte.

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído