Es crucial que no se hunda para evitar un vertido de 750 toneladas de fuel en el Mediterráneo

El ferry que se incendió cerca de Mallorca sigue en llamas en medio del mar

La ministra de Fomento espera "minimizar los daños medioambientales"

El ferry que se incendió cerca de Mallorca sigue en llamas en medio del mar
El ferry Sorrento, incendiado en aguas próximas a Mallorca. EP

A primera hora de la mañana de este miércoles, 29 de abril de 2015, el ferry Sorrento, incendiado en aguas próximas a Mallorca (a 18 millas), seguía en llamas y a la deriva.

Sus 156 pasajeros y tripulantes fueron evacuados en balsas y no hubo que lamentar daños personales, pero ahora la preocupación es medioambiental.

Cuando la mancha de fuel de un buque que también sufrió un incendio y se hundió después en Canarias sigue preocupando, se suma la posibilidad de ocurra lo mismo en el archipiélago balear.

El Sorrento iba cargado con 750 toneladas de combustible, según la naviera Trasmediterránea, y varias decenas de camiones y otros vehículos.

La esperanza es que el barco que hacía la ruta entre Palma de Mallorca y Valencia no se hunda, y no se produzca ese peligroso vertido al Mediterráneo. La ministra de Fomento, Ana Pastor, señaló en Palma este miércoles por la noche que lo importante es «minimizar cualquier tipo de riesgo medioambiental».

«Estamos, ni más ni menos, en las Islas Baleares, de ahí la prioridad de evitar cualquier riesgo de estas características en una comunidad turística».

Según han explicado desde Salvamento Marítimo, el fuego en el barco continuaba activo durante la noche. Al lugar se han desplazado varios barcos para sofocar las llamas y también un remolcador desde el puerto de Tarragona.

En las próximas horas, la valoración de la situación del barco la realizarán los técnicos para adoptar las decisiones pertinentes, ha señalado Pastor.

La ministra se reunió en el puerto balear con pasajeros -muchos de los cuales se han quejado del dispositivo de rescate- y tripulantes evacuados del buque siniestrado.

La titular de Fomento ha insistido en la necesidad de «maximizar» el esfuerzo para evitar cualquier peligro para el medio marino y la costa balear.

Pastor ha asegurado que la administración pondrá todos los medios para hacer frente a esta situación y que los técnicos decidirán qué es lo más adecuado.

Por su parte, el presidente de Baleares, José Ramón Bauzá, ha dicho que la prioridad inicial eran las personas que iban en el barco y que, una vez garantizada su seguridad, la «prioridad absoluta y máxima» es la conservación del medioambiente.

QUEJAS SOBRE EL RESCATE

Varios pasajeros se han quejado a su llegada al puerto de Palma de los recursos de evacuación y rescate, que han calificado de «obsoletos», «insuficientes», «anticuados» y «tercermundistas».

En particular, se ha quejado de que los grandes botes empleados, con capacidad cada uno para 150 personas, se volcaban durante la arriada y golpeaban posteriormente contra los barcos de salvamento, dificultando la evacuación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído