Postales/ Paracas lanza un S.O.S mundial para proteger su ecosistema

Postales/ Paracas lanza un S.O.S mundial para proteger su ecosistema
Salvemos Paracas

(Paul Momzón).- Hace unos días visitaba Paracas, ese hermoso balneario al sur de Lima, Perú. Era la tercera vez que llegaba allí con la intención de partir desde su muelle en lancha con dirección a las Islas Ballestas, ese grupo de islotes enclavados a media hora de sus costas, en los cuales habita una importante y rica  fauna marina. Nunca antes había visto tanta variedad de animales en un solo lugar tales como el pingüino de Humboldt, piqueros, lobos marinos, aves guaneras, etc.

Siempre he considerado a las Islas Ballestas como un pequeño Galápagos. La diferencia es que no hay tortugas gigantes, ni iguanas, pero toda esa fauna que habita en el planeta aquí te lo puedes encontrar en grandes cantidades. A todos los puedes ver de un plumazo. Y esa es la grandiosidad de estas islas que hoy en día se ven presuntamente amenazadas por la susodicha modernización del Puerto de San Martín.

Paracas es un clamor contra el puerto industrial

Todo el pueblo se ha`puesto en contra y clama a los cuatro vientos que no se cometa tamaña tropelía. Aseguran que los riesgos ambientales son graves e imprevisibles. Los daños al ecosistema de las Islas Ballestas serían permanentes e irreparables. Pero no sólo al ecosistema, sino para el turismo principal fuente de ingreso de Paracas. La economía se iría al traste.

El año 2007 un potente terremoto y un mini-tsunami devastó la localidad costera que ocho años después respira optimismo y es considerado nuevamente como uno de los principales destinos turísticos del Perú.

Los pobladores, artesanos, hosteleros, etc vienen protestando últimamente contra la ampliación del Puerto Industrial de San Martín. Aseguran que dañaría a la Reserva Ecológica de Paracas en la cual se encuentra las Islas Ballestas, primer reclamo turístico de esta localidad costera.

Para el jueves 4 de junio se prevé celebrar en el Hotel San Agustín de Paracas una audiencia en la cual los pobladores podrán dar su opinión sobre este proyecto.

Apenas tres días estuve en Paracas y ya la extraño. Sin lugar a dudas es una localidad maravillosa que pareciera disfrutar de una eterna primavera, como muy pocos lugares en el mundo.

El día que me iba de Paracas hacia Pisco para abordar un autocar con dirección a Lima,le pregunté al chófer del táxi que me vino a recoger al hotel: «¿Qué opina de la ampliaciñon del Puerto de San Martín?».

Su respuesta me dejó boquiabierto:»Qué va, esa gente está protestando porque seguro que les han dado coima (pagado para que protesten) «.

Le respondí, no como un ecologista en acción, sno con la óptica de la razón y los principios: «Imagine usted, por un instante, que unos de esos mega-barcos que van a atracar en el puerto, por alguna razón o por la  puta Ley de Murphi, que el tío es muy cabrón…Imagine usted que hay una fuga de fuel o alguna mayúscula desgracia, accidente o lo que pueda surgir. De ser así, el ecosistema de la Reserva Nacional de Paracas, las islas Ballestas, etc, se dañarían de tal manera que las consecuencias serían irreparables.

Paracas vive del turismo. Usted es taxista. Si se van los turistas usted no tendrá a quién llevar de un lugar a otro. Los hoteles se irían al carajo; los artesanos no tendrían a quien vender los souvenirs; los restaurantes se irian a la quiebra. ¡Menudo caos!. Sigue usted pensando que a los que protestan les han «coimeado»?. Creo que son gente que ha vivido toda su vida aquí y que, por ende, ama su tierra. ¿es usted de Paracas?. El hombre calló y en silencio continuó su recorrido.  (Continuará…)

Sigueme en Twitter: @monzonpaul

Más información en SALVEMOS PARACAS

 

 

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído