Los españoles podrían evitar acumular hasta 341 millones en otras divisas pagando con tarjeta en vacaciones

Los turistas españoles podrían evitar acumular hasta 341 millones de euros en divisas de otros países pagando con tarjeta durante sus vacaciones, según una encuesta paneuropea elaborada por Visa Europei.

De hecho, según este estudio, los españoles que no llegan a cambiar las divisas extranjeras tras las vacaciones acumulan de media 71 euros sin gastar, por lo que se generan más de 341 millones de dinero sobrante que no se utilizará nunca.

«Todo el dinero sobrante en divisas extranjeras que los viajeros acumulan tras la vacaciones ni se utiliza ni se cambia, de forma que acaba siendo dinero perdido para ellos», apunta la directora general de Visa Europe en España, Carmen Alonso.

Según el estudio, los viajeros españoles cambian sus hábitos a la hora de pagar en el extranjero, lo que explica la cantidad de divisas extranjeras que acaban olvidadas en un cajón a su regreso a casa.

Para evitar que esto suceda, Visa Europe propone usar más las tarjetas y los pagos electrónicos, aunque los ciudadanos tiendan a usar menos este método cuando viajan al extranjero.

Así, al pagar por bienes o servicios en España, un tercio (31%) de los viajeros españoles prefiere utilizar su tarjeta de débito, mientras que en el extranjero, este porcentaje se reduce hasta solo el 18%.

Estos datos, sumados al pago en efectivo, que pasa de ser usado por un tercio (32%) en casa a ser utilizado por algo menos de la mitad de los viajeros (44%) durante sus vacaciones, explican la cantidad de dinero sobrante en divisas de otros países que hay tras las vacaciones.

«Aunque el efectivo robado o perdido no se puede recuperar, el 45% de los viajeros españoles se siente seguro utilizando efectivo en comparación con otros medios de pago, mientras que sólo un cuarto de los mismos (25%) se siente seguro pagando con tarjeta de débito.

Sin embargo, Visa Europe asegura que los pagos electrónicos ofrecen la misma protección en el extranjero que en casa y las tarjetas pueden ser reemplazadas en caso de pérdida o robo.

Aún así, que los titulares de tarjetas Visa Europe realizaron más de mil millones de operaciones en toda Europa en sus viajes en 2014.

«Mientras que el efectivo puede extraviarse y es irrecuperable, una tarjeta está protegida tanto en el lugar de vacaciones, como en casa», señala Alonso.

Según el informe, utilizar la tarjeta de crédito o de débito en el extranjero ofrece múltiples ventajas a los viajeros porque les permite tener un mayor control de sus finanzas cuando están lejos de casa, les proporciona seguridad constante, evita que acumulen dinero en divisas extranjeras en su regreso y les da la posibilidad de poder sacar dinero en efectivo en casi 400.000 cajeros automáticos en toda Europa cuando sea necesario.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído