Egipto: Rumbo a la Tierra de los Faraones

A escasas horas de volar hacia Egipto siento inquietud, pero no temor. Siempre he pensado que uno puede morir en cualquier sitio.

Estas fueron mis palabras cuando convencí, durante la Feria  Internacional de Turismo FITVEN 2011 realizada en la Isla margarita, a D. Alejandro Fleming, entonces ministro de turismo de Venezuela, para que accediera a entrevistarle durante un vuelo en globo.

Media hora antes sugerí lo mismo a sus asesores pero la respuesta fue un no rotundo.»Ni hablar, es peligroso».

En mi vida había subido a un globo, y ni se me pasaba por la cabeza debido a la acrofobia que padezco. Pero se me ocurrió de repente. Muchas veces actúo por impulso e inspiración.

Una vez que el Ministro Fleming terminó de atender a otro colega, me acerqué y se lo propuse. Su respuesta, tras mirar al aerostato, fue la misma que sus asesores: «Es peligroso».

-Sí, señor ministro. Pero también podría pisar una cáscara de plátano, resbalar, romperse la cabeza y morir».

Fleming, sonrió y aceptó que lo entrevistara durante el vuelo en globo. Pasé un miedo tremendo pero la entrevista se llevó a cabo. Y bajamos vivos.

Viajo a Egipto y puede pasar cualquier cosa, pero lo más probable es que cumpla uno de mis sueños: conocer las Pirámides, esas milenarias maravillas. Algunos colegas periodistas que iban a viajar conmigo se han echado para atrás y les comprendo. Cada uno decide su futuro, pero siempre he tenido claro que para nadie el futuro es seguro.

LA ESTAMPIDA

Algo que me sorprende demasiado es que tras la masacre de París no se han visto los aeropuertos de la ciudad atestados de pasajeros intentando como locos salir del país. Lo mismo cuando en Madrid cuatro trenes explotaron cegando la vida de 191 pasajeros, atentado que dejó un reguero de miles de heridos. Y ni que decir cuando de vez en cuando algún imbécil-francotirador, admirador de Chuck Norris, metralleta en ristre mata a decenas de estudiantes en alguna que otra universidad de Estados Unidos.

Egipto ha sufrido una estampida de turistas tras el derribo de un avión comercial ruso. El gobierno ruso e inglés no tardaron, cual acto reflejo, en fletar decenas de aviones para repatriar a sus ciudadanos ante el temor de que fueran blanco de los sanguinarios terroristas del Estado Islámico.

Muertos hay en todas partes. Lo que sí es cierto es que en determinada latitud del mundo la probabilidad de que te peguen un tiro es más que probable.

TERRORISMO URBI ET ORBI

Hace unos días en la Casa de América de Madrid, el embajador del Perú, D. Rafael Roncagliolo y dos prestigiosos escritores peruanos Renato Cisneros y Santiago Roncagliolo, debatieron sobre este tema a propósito de la sanguinaria guerra al estado peruano perpetrado durante la década de los ochenta y principios de los noventa por una de las bandas subversivas más sanguinarias que haya existido en La Tierra, sólo comparables a los Jemeres Rojos de Polpot: Sendero Luminoso.

Por aquel entonces Perú fue escenario de los crímenes más horrendos que uno pueda imaginar. Los coches bomba, asesinatos, ejecuciones, bombazos, dinamitazos, apagones, etc eran el pan de cada día. Yo lo viví.

Se calcula que murieron más de ochenta mil personas entre militares, policías, campesinos, autoridades, políticos, etc.

Y claro, el turismo receptivo era casi nulo. Te podían matar en cualquier parte. Pero no es el caso de Egipto. Lo del avión y la muerte de diez turistas mexicanos, en este último caso achacable a la policía egipcia, dicen que por un error, podría calificarse como un hecho concreto y por ello creo que se merecen una oportunidad para apostar por ellos. Bueno, si se caen más aviones, pues ya es para pensárselo.

Imagínense que por los atentados del 11 M en Madrid hay una estampida de turistas y no viene nadie a España. Los ingresos por turismo se vendrían abajo y sería la puntilla a la crisis económica que padecemos. Sería catastrófico.

Nada está escrito. Mañana puede arder Egipto o caerle las siete plagas bíblicas. Nada es seguro. Lo que ´si es seguro es que si no apostamos por un destino tan espectacular sea quien haya perpetrado el derribo del avión ruso, habrá ganado.

LA VIDA SIGUE

Por lo pronto, según las noticias, cinco fotógrafos panameños expondrán hasta el próximo 1 de diciembre sus cuadros en el Instituto Cervantes de El Cairo bajo el título «Panamá y su gente»; y este domingo 22 de noviembre el programa «Espacio en blanco» de Radio Nacional de España realiza, con un despliegue de medios técnicos sin precedentes, una emisión única desde el mismísimo templo de Luxor.

Miguel Blanco dirige este programa especial en el cual tendrá de invitados a arqueólogos españoles y egipcios que junto a autoridades del Gobierno egipcio intentarán desentrañar la historia de la tierra de los faraones.

El programa se emitirá la madrugada del sábado al domingo de 02:00 a 04:00 horas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído