Elecciones Perú: «La danza de los aprovechados»

(Paul Monzón).- Una vez caídos en desgracia, algunos simpatizantes de César Acuña y Julio Guzmán, buscan a la desesperada -maleta y poncho- abordar cualquier barco que tenga opciones de llegar a la segunda vuelta electoral. La cosa es cambiar de camiseta como quien se cambia de calcetines sucios. La vergüenza lo dejan para otro día.Todo vale para salir en la foto.

Las campañas en Madrid de algunos partidos políticos, aparte de desastrosas, con poco o nulo poder de convocatoria, no aclaran el panorama de lo que realmente se cuece en la capital de España. Eso se sabrá sin lugar a dudas el próximo 10 de abril.

En mi humilde opinión, sin ser simpatizante ni partidario de Guzmán ni de Acuña, me parece una canallada que los hayan echado cual apestados de la contienda electoral. La mayoría de partidos políticos en Perú, en caso de mirárseles con lupa, tendrían que haber sido eliminados del proceso electoral también. ¡Y a patadas!

Ninguno, en mayor o menor medida, se salva de la quema. Pero allí están, sacando pecho, directos al 10 de abril, ufanos de ser limpios, impolutos de corrupción y decencia.

Dicen que “el pueblo es sabio”, pero éste ya se ha equivocado en muchas ocasiones ¿Qué nos depararán las próximas elecciones?¿Nos arrepentiremos de haber elegido a tal o cual candidato?.

En fin, ya han caído dos candidatos y muchas ratas han abandonado el barco antes de que se hunda. Otros, tal como decía líneas arriba, buscan abordar cualquier barco que los lleve a buen puerto. Ese destino que cada cinco años busca todo político o aspirante a vivir del cuento y del erario público engañando a millones de seres que creen encontrar en ellos a su salvador, o a la postre, enterrador de ilusiones.

La danza de aprovechados no ha hecho más que empezar…

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído