En pleno vuelo descubre que tiene delante un caso de trata de blancas

La curiosidad de una azafata salva a una chica vendida como esclava sexual

El providencial sexto sentido de Sheila Fedrick, azafata de vuelo, salvó a la joven

La curiosidad de una azafata salva a una chica vendida como esclava sexual
Shelia Fedrick es azafata de la aerolínea Alaska Airlines. AA

La azafata dejó una nota en el baño para comprobar si la joven estaba bien, y la chica respondió que necesitaba ayuda

Shelia Fedrick es azafata de la aerolínea Alaska Airlines, y durante un vuelo de Seattle a San Francisco, una chica levantó su sospecha.

Se dio cuenta de que una niña, de entre 14 o 15 años, poco aseada, se encontraba al lado de un hombre muy bien vestido. Según la auxiliar de vuelo, el contraste entre ellos dos fue el motivo que levantó sospecha.

Antes de que la chica fuera al baño, la azafata, de Alabama, dejó una nota en el espejo del baño preguntando a la chica si se encontraba bien.

«Ella escribió en la nota que necesitaba ayuda», dice Shelia Fredick a Daily Mail.

Inmediatamente le comunicó la situación al piloto, quien contactó con la policía. Un cuerpo policial se encontraba esperando al aterrizaje del avión para proceder a la detención del facineroso.

La azafata mantiene el contacto con la joven, quien ha comenzado a ir a la universidad.

A raíz de este suceso, los azafatos aprenderán como detectar la trata de blanca como parte de su formación.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído