En el bar My Place Café & Bar del hotel Hilton Osaka (Japón), son un elemento más de su carta

El restaurante que trata a las mujeres como objetos

Los descuentos pueden llegar al 40% si los tacones miden más de 15 centímetros

El restaurante que trata a las mujeres como objetos
Tacones, piernas, copas y descuentos. PD

El establecimiento ofrecía a las “mujeres que no tenían marido” entrada y copas gratis y 100 euros, eso sí, con una condición: no llevar bragas

En los últimos meses algunos locales han ido más allá de la entrada gratis a las mujeres y han lanzado una serie de ofertas para atraer aparentemente al público femenino.

En realidad esto sirve de gancho para la clientela masculina. La estrategia se basa en la cosificación de la mujer que pasa a ser un elemento más de la carta.

Un ejemplo es el bar My Place Café & Bar, ubicado en el hotel Hilton Osaka (Japón), que ofrece, desde esta semana, un descuento en bebida y comida a sus clientas según la altura de sus tacones.

El evento, conocido como ‘High Heels Ladies Night Discount’ (Descuento por tacones altos en las noches de chicas), que se celebra los jueves desde las 18 a las 23.20 horas y, por el momento, no tiene fecha de cierre.

Para entrar en esta promoción, las clientas deben llevar por lo menos unos zapatos con un tacón de cinco centímetros que les ayudará a tener un descuento del 10%.

De los siete a los nueve centímetros, la rebaja será del 15%; de los nueve a los once, un 20%; de los once a los trece, 25%; de los trece a los quince, 30%, y atención porque si sobrepasan los 15 centímetros, la afortunada podrá beber o comer con un descuento del 40%. Es decir, cuanto más alto, y en consecuencia, más sufran los pies, mejor.

Pero el local japonés no ha sido el único en hacer estas ofertas especiales para chicas. Hace unos meses, la discoteca barcelonesa Bailódromo Caña Dulce generó mucha polémica con un anuncio que enfureció a muchos colectivos, entre ellos, a la asociación de Dones Juristes de Catalunya, que emprendió acciones legales.

El establecimiento ofrecía a las «mujeres que no tenían marido» entrada y copas gratis y 100 euros, eso sí, con una condición: no llevar bragas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído