Ex presidente peruano Ollanta Humala y esposa ingresan en prisión. ¿Y Alejandro Toledo, cuándo?

Ex presidente peruano Ollanta Humala y esposa ingresan en prisión. ¿Y Alejandro Toledo, cuándo?

(Paul Monzón).- Eran aproximadamente las 20:21 horas de ayer jueves 13 de julio (las 03:21 horas de España) cuando el Juez Richard Concepción Carhuancho dictaba prisión preventiva contra el ex presidente de Perú Ollanta Humala Tasso y su mujer, otrora Primera Dama del país, Nadine Heredia, por los presuntos delitos de presunto delito de lavado de activos y por los aportes de tres millones de dólares que habrían recibido del gobierno de Brasil y de las constructoras OAS y Odebrecht para la campaña presidencial de 2006 y 2011. Además, con esta medida, se quería evitar que huyeran del país.

Tras la orden de busca y captura nacional e internacional, se armó el follón.

La noticia corrió como la pólvora por las redacciones de medio mundo. La expectativa por saber cuál sería la reacción de la ex “pareja presidencial”, tal como los bautizó en su momento otro ex presidente (léase, Alan García), era tremenda.

Los Humala, lejos de amilanarse, salieron de su domicilio rumbo al Juzgado para entregarse antes de que las fuerzas del orden fueran a buscarlos para detenerlos.

Con la detención de Humala ya son tres presidentes vinculados a casos de corrupción entre ellos figura Alejandro Toledo, prófugo de la justicia y escondido en Estados Unidos; y finalmente, el dictador Alberto Fujimori, quien purga 25 años en la cárcel por corrupción y crímenes de lesa humanidad. Así las cosas.

A la puertas de la carceleta del Palacio de Justicia se acercó una turba de militantes o simpatizantes de los Humala quienes ante los medios de comunicación se explayaron en lo injusto de la medida. Algunos portando carteles contra el gobierno calificaban el hecho como una cortina de humo de parte del presidente PPK. Otros relaman a gritos que por qué no se detenía y procesaba a Keiko Fujimori y al ex presidente Alan García.

EL Perú es desde ayer la prueba viva de un país gobernado por corruptos de cuello y corbata. Tener tres ex presidentes imputados y presos dan una imagen muy pobre de la clase dirigente del país.

Pero ojo, a mi parecer la cosa no va a quedar así. Puede que con el tiempo se sumen más políticos a la quema. Por lo pronto Alan García, ex líder aprista también está investigado. Y PPK, también está en el punto de mira.

Como peruano siento vergüenza por lo que se cuece en mi país. Pero la ley es la ley y todos los corruptos deben ir a la cárcel o ser castigados. No queda otra.

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído