La presidenta madrileña repite jugada por tercer verano consecutivo

Cristina Cifuentes deja planchados a PSOE y Podemos al anunciar que no se irá de vacaciones

Socialistas y podemitas, que escapan en masa, critican la postura de la popular ante un "derecho laboral"

Cristina Cifuentes deja planchados a PSOE y Podemos al anunciar que no se irá de vacaciones
Cristina Cifuentes

Cifuentes matiza que las vacaciones son un "derecho conseguido" que defiende

No pierde Cristina Cifuentes puntada. Ni deja pasar ocasión de apuntarte tantos. La presidenta de la Comunidad de Madrid anunció este martes 18 de julio de 2017 que   este año tampoco se irá de vacaciones en verano.

Preguntada sobre este asunto en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Cifuentes dijo que defiende «fervientemente el derecho de todos los trabajadores a cogerse vacaciones», pero considera que «no es una obligación», sino «una alternativa voluntaria».

«Las vacaciones es una cosa muy buena, pero tiene que ser voluntario. Yo prefiero quedarme trabajando, porque no se me ocurre mejor sitio que estar que aquí trabajando en la Puerta del Sol en lo que queda de julio y agosto».

«Con esta decisión no pretendo decirle a nadie lo que tiene que hacer ni mucho menos».

Cifuentes explicó que los consejeros del Gobierno regional se tomarán «entre dos y tres semanas» libres, pero insistió en que ella prefiere quedarse trabajando en Madrid, al igual que hizo los dos pasados veranos tras su investidura como presidenta de la Comunidad de Madrid.

«Me gusta muchísimo mi trabajo, me gusta quedarme en Madrid en verano y me voy a quedar trabajando».

«Polémica artificial»

«Defiendo de manera inequívoca el derecho de los ciudadanos a tener vacaciones. Es un derecho conseguido y queda fuera de discusión».

La dirigente popular ha considerado que es «una polémica absurda y artificial» y ha apuntado que no sabe si es peor hablar de esto o de la «polémica de la semana pasada» después de que dejara de seguir en Twitter al portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid.

«Que se quiera cuestionar el hecho de que quiera cogerme o no vacaciones me parece surrealista porque las vacaciones no son obligatorias y si yo de manera libre y voluntaria decido que me quiero quedar en Madrid porque me gusta Madrid, me gusta mi trabajo, ir a la Puerta del Sol, porque voy a aprovechar a ir a los pueblos que están en fiestas, a ver a mis compañeros del partido que también se quedan trabajando, que esto sea polémica o que se cuestione, o peor, que se quiera interpretar como que estoy cuestionando el derecho de las personas a cogerse vacaciones pues no».

La presidenta madrileña ha remarcado que «no solamente» no cuestiona las vacaciones, sino que obliga a sus consejeros a cogerse «un mínimo de dos semanas de vacaciones», pero a ella «nadie» le puede obligar si no quiere a tener que irse de vacaciones, a tenerse que marchar.

En este punto, ha animado a «todo el mundo a que venga a Madrid porque Madrid en agosto es extraordinario».

Críticas de PSOE y Podemos

El concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Ramón Silva, ha manifestado hoy su «rechazo absoluto» a «actitudes demagógicas» como la que representa, a su juicio, la decisión de la presidenta regional de no irse de vacaciones este verano.

En opinión del edil socialista, la postura de Cifuentes forma parte «del ataque a los derechos de los trabajadores que incita PP» y busca servir como «ejemplo» de que «ellos son los buenos porque trabajan mucho».

Por su parte, la portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Purificación Causapié, ha considerado «absolutamente respetable» que Cifuentes no deje de trabajar durante el mes de agosto. Ha aclarado, además, que los concejales de su grupo tomarán turnos para irse de vacaciones, de forma que el PSOE «estará durante todo el tiempo en activo».

A su vez, desde Podemos, la portavoz del Gobierno municipal de Madrid, Rita Maestre, ha recordado a la presidenta de la Comunidad que las vacaciones «no son voluntarias» ni dependen de «la generosidad del empleador o de las ganas de trabajar del trabajador» sino que son «un derecho laboral y ciudadano» y, como tal, es «una cuestión básica irrefutable».

Maestre ha contestado así en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, pues considera que ese periodo de descanso es un derecho de todos los trabajadores pero entiende que «no es una obligación» y sí una «alternativa voluntaria».

«Vamos a aclarar algunos puntos de derecho laboral básico», ha comenzado Maestre, que ha continuado destacando que los periodos de descanso «no son voluntarios sino un derecho» conseguido tras las «grandes luchas de los trabajadores».

«Las vacaciones están en la Constitución y son base del derecho laboral.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído