Viajar

Los cinco destinos más cálidos para escaparte en primavera

Los cinco destinos más cálidos para escaparte en primavera
Pareja en Italia YT

1. Creta, Grecia

Visita Creta en primavera y te enamorarás de su rica y exuberante vegetación. Amapolas, anémonas y orquídeas brotan en cualquier trozo de campo que se precie a partir del mes de marzo. Pero si tú eres más de aprovechar tus escapadas para vivir una aventura cual Indiana Jones, adéntrate en el pueblo abandonado de Aradena, al oeste de la isla, y date un paseo por sus impresionantes alrededores. Descubrirás un espectacular desfiladero. Además en primavera vas a disfrutar de altas temperaturas sin tener que sudar la gota gorda. En verano, el calor es ya insoportable.

2. Sicilia, Italia

En Sicilia sucede algo parecido. El mejor momento para viajar a esta isla es también primavera. Las temperaturas son altas sin llegar a ser asfixiantes. Esta isla mediterránea divide sus encantos entre el magma de sus volcanes, los fogones de la mamma y sus tostados atardeceres. Pero el verdadero encanto de Sicilia reside en sus curvilíneas carreteras. Piérdete por ellas en moto. El tiempo lo permite. Dos ciudades costeras que no querrás perderte son Siracusa y Taormina. Se trata de poblaciones encaramadas en la colina con vistas de infarto al mar azul. No hay estampa más veraniega a este lado del mediterráneo, según recoge skyscanner.

3. Roatán, Honduras

En esta isla es verano todo el año. Pero en primavera es cuando te asegurarás de no toparte con ninguna incómoda lluvia torrencial propia del «invierno» caribeño. Roatán derrocha exotismo y calor por los cuatro costados. Si tu idea de una primavera cálida incluye una caipiriña tumbado en una hamaca viendo caer el sol, Honduras es tu destino. Aprovecha para hacer submarinismo o, como mínimo, algo de snorkel. Hay wáter taxis en los muelles de West Bay que por un módico precio te llevaran a conocer los arrecifes más concurridos a este lado del planeta.

4. Islas Filipinas

Y del Caribe a sus antípodas. Conocer el sureste asiático en primavera es una magnífica idea. Te ahorrarás los sofocos del verano y el turismo en masa que acude en peregrinación a los países vecinos. Sumérgete en el Palawan, al oeste del país, donde te toparás con espectaculares formaciones rocosas que emergen del mar cual decorado de Piratas del Caribe. No menos emocionante es la aventura por los densos bosques tropicales de la provincia, con gigantescos árboles milenarios. Si tienes espíritu de mochilero, pon rumbo a Filipinas en primavera.

5. Dubái, Emiratos Árabes

No hay destino más caluroso en el mundo que el medio Oriente y en Dubái es posible torrarse al sol, literalmente. En primavera el agua está calentita y el tiempo es perfecto para hacer un picnic tardío en la playa. Con las altas temperaturas que aquí se respiran te derretirás por conocer uno de los oasis históricos de los Emiratos Árabes, a una hora y media de Dubái, el parque-zoo Al Ain Zoo. Aquí podrás dar de comer a las jirafas y avistar leones blancos. Después de un día intenso de safari sube (en coche) la montaña Jebel Hafeet. Te sorprenderá y agradecerás lo fresquito que se está allí arriba.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído