Viajar

No te pierdas los artículos más extraños confiscados en los aeropuertos

No te pierdas los artículos más extraños confiscados en los aeropuertos
Una calavera humana YT

Una calavera humana

Un profesor alemán fue detenido en el aeropuerto Fiumicino de Roma después de que el personal de seguridad encontrara un cráneo humano en su equipaje. Por lo visto, el profesor compró los restos humanos en un mercado italiano por 50€ y quería llevárselos a casa para usarlo con fines «científicos». En cualquier caso, el hombre fue detenido por la policía italiana y el cráneo, confiscado.

Insectos plastificados

Muchas veces los agentes de seguridad tienen que registrar maletas para impedir el paso de sustancias peligrosas que puedan poner en riesgo la salud de todo el país. En 2013, decenas de miles de insectos, envueltos en una película de plástico, fueron encontrados en el equipaje de un hombre de 22 años de edad que había viajado desde Burkina Faso a Londres. Estos insectos no solo son una de las cosas más extrañas que el gobierno británico ha confiscado en aeropuertos, sino también una de las más peligrosas, según recoge skyscanner.

Serpientes en los pantalones

Los funcionarios del aeropuerto de Stansted han confiscado numerosos objetos extraños en los últimos años, incluyendo grasa humana y cangrejos vivos, pero lo que encontraron bajo los pantalones de un hombre noruego se lleva la palma. Este señor llevaba atado a sus piernas nada más ni nada menos que 10 lagartijas y 14 pitones.

Sorprendente, ¿verdad? Pues este no es el único que se atreve con el tráfico de animales venenosos en su ropa interior. Una mujer fue detenida en el aeropuerto de Estocolmo, Suecia, tratando de pasar de contrabando 75 serpientes en su sujetador. Los funcionarios comenzaron a sospechar cuando vieron a la mujer rascarse repetidamente el pecho.

Monos en sus pantalones

Y si te ha parecido cuanto menos incómodo el sujeta serpientes, espera a descubrir qué tenía este hombre entre sus piernas. Después de que cuatro aves raras del paraíso escaparon de su maleta y comenzaran a volar alrededor de la terminal del aeropuerto de los Ángeles, este buen hombre fue llevado a comisaria donde admitió tener dos monos escondidos entre su ropa interior. Sí. La que llevaba puesta. Se trataba de dos monos lento loris pigmeos en peligro de extinción. El hombre fue condenado a cinco años y medio de prisión.

Armadillo hortera

Esta no es una historia de contrabando de animales exóticos o cosas extrañas. Más bien se trata de un atentado al buen gusto. Un armadillo disecado y vestido de pistolero viajaba tranquilamente desde Texas a Australia como regalo, pero fue detenido en la frontera australiana. Allí las leyes de importación de fauna son muy estrictas. Por lo visto, también lo son con el estilo y la elegancia en materia de regalos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído