Viajar

Las cinco mejores zonas de naturaleza de España

Las cinco mejores zonas de naturaleza de España
naturaleza

1. Parque Nacional de los Picos de Europa, Asturias, Cantabria, Castilla y León

El Parque Nacional de los Picos de Europa es el más antiguo de España y el segundo más visitado del país. Sus abruptos paisajes y claros lagos de montaña son adorados por los turistas, pero habitados por animales tan dispares como osos pardos, lobos, ciervos y nutrias. En sus aguas se pueden encontrar truchas e incluso salmones, y sus cielos los custodian águilas, quebrantahuesos y buitres leonados. Para muchos, es un lugar imprescindible si uno pasa por Cantabria, Castilla y León y, muy especialmente, Asturias. Para acercarse sobran los motivos.

2. Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, Pirineo, Aragón

Patrimonio de la Humanidad, Reserva de la Biosfera, Zona de especial protección para las aves (ZEPA), Diploma Europeo y ahora una de las 10 mejores zonas de España según los lectores de Skyscanner. De todos esos títulos puede presumir el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, un bellísimo enclave pirenaico al que no le faltan bosques de coníferas, glaciares y paisajes kársticos. Una excelente manera de disfrutar de él es recórrelo a pie. Si no sabes qué ruta escoger, prueba con la que lleva a la Cola de Caballo, según recoge skyscanner.

3. Parque Nacional de Doñana, Huelva y Sevilla, Andalucía

Ni mucho menos todo es monte en esta lista. El gran humedal de marismas y dunas que es Doñana también se ha ganado, y con justicia, una plaza. Reserva de la Biosfera y Patrimonio de la Humanidad, así es el parque nacional andaluz que comparten las provincias de Huelva y Sevilla. Un lugar bello y tranquilo donde los haya en el que los linces van acomodándose cada día un poco más. Un remanso de paz por el que cada año pasan unas 300.000 personas.

4. Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici, Lleida, Cataluña

Aunque el Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici no tiene tantas visitas como el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, éste como aquel es buen ejemplo de la enorme belleza que encierran los Pirineos. ¿Su punto fuerte? Para muchos sus más de 200 lagos o estanys, aunque otros dirán que sus sobrecogedores riscos de Els Encantats. Para gustos los colores, los lagos o los riscos, pero se mire por donde se mire el lugar es una auténtica preciosidad. Si te gusta caminar no te pierdas la ruta rompe-piernas que es Carros de Foc.

5. Las Médulas, León, Castilla y León

La mayor mina de oro a cielo abierto del Imperio Romano no pasa desapercibida. Este horadado paisaje modelado por el agua a capricho del hombre deja a muchos boquiabiertos. Bien de Interés Cultural por su relevancia arqueológica, Monumento Natural y Patrimonio de la Humanidad, es uno de esos rincones que todo el mundo debería visitar al menos una vez en la vida. Sin duda alguna, la tierra de aluvión con polvo de oro más famosa y deseada en tiempos remotos de nuestro país.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído