COSTUMBRES EXOTICAS

Boda China: La novia se deja sobar las tetas por los invitados y recolecta dinero

Matrimonio en China: hábitos en cambio

La meten mano hasta hartarse mientras ella recauda pasta a mansalva. Y lo hace con un buen fin: poder casarse con su novio de toda la vida por todo lo alto.

Sucede, cómo no, en China. Todos se afanan en tocarle las tetas sin importar sexo ni edad.

Matrimonio en China: costumbres en cambio

El matrimonio en China es uno de los eventos más importantes en la vida y se tiene que tomar en serio, pero cada vez más hay recién casados que eligen celebrar una boda al estilo chino-occidental en hoteles. Este nuevo estilo de boda cuenta cada vez con mayor aceptación, y mientras las ceremonias están en continua evolución, siguen reteniendo sus raíces tradicionales

Una serie de intensas explosiones de fuegos artificiales rompen la tranquilidad del amanecer en las primeras horas de la mañana y despiertan a la gente.

El novio y la procesión nupcial llegan para recoger a la novia. La novia ya espera, se ha levantado pronto para peinarse, maquillarse y vestirse, y está expectante ante el día más importante de su vida. Frente a la puerta, todavía cerrada, se extiende una larga hilera de coches de boda. En el patio, los niños llevan un buen rato esperando, llenan el aire con sus aplausos, pero solo después de que el novio quite los hongbao (sobres rojos con dinero que se da a los recién casados) podrán abrir la puerta.

Esta es la descripción de una boda china, del ruido de los fuegos artificiales y de los símbolos rojos con los caracteres chinos de la “doble felicidad” (囍) adornando las calles, de la mezcla de boda china y boda tradicional, pero preservando aún lo que la hace especial, su viveza y entusiasmo y la habilidad de fascinar.

Costumbres integradas en la cultura

Los chinos siempre le han dado mucha importancia a la familia y al matrimonio. Para los antiguos, los conceptos de “armonizar la propia familia” y “cultivar el carácter moral propio”, “gobernar el país” y “pacificar el mundo” eran inseparables, entendidos como los objetivos que todo caballero debe afanarse por conseguir. Por consiguiente, se desarrollaron muchas etiquetas relacionadas con las ceremonias. Las costumbres nupciales han ido evolucionando con el tiempo, algunas reemplazadas por formas nuevas, otras preservadas hasta el día de hoy. Son una parte importante de la vida de la población china y una expresión de las creencias de la gente sobre el matrimonio, así como también de sus puntos de vista culturales.

El matrimonio en china es uno de los eventos más importantes en la vida y se tiene que tomar en serio. Antes de la boda, las dos partes interesadas deben pasar por una serie de protocolos. Tradicionalmente, los padres del novio debían pedir primero al casamentero que visitara a la familia de la novia para hacer la proposición de matrimonio y proporcionar información sobre el novio. Una vez la propuesta era aceptada, los regalos se entregarían a la familia de la novia para sellar el casamiento y se acordaría la fecha de la boda.

Este proceso guarda cierta semejanza con el compromiso moderno. Las personas, sin importar de dónde vengan, tanto en la antigüedad como en el presente, siempre han querido encontrar una pareja con la cual poder pasar la vida juntos. La cuestión, por lo tanto, es cómo encontrar la pareja adecuada y crear un matrimonio feliz. Sin embargo, esta cuestión no solo preocupa a los novios, también es algo que los familiares de ambas partes se toman muy en serio. Por esta razón, la gente inventaba todo tipo de pruebas para medir el grado de compatibilidad de la pareja, por ejemplo, comparando las fechas y las horas de nacimiento y los signos del zodiaco chino de la futura pareja –similar a la astrología occidental–.

Después de confirmar la compatibilidad se fijará la fecha de la boda. Los chinos dan gran importancia a los números. Los antiguos determinaron si una fecha era afortunada o no consultando un almanaque y organizar una boda requería ciertamente encontrar una fecha propicia. A pesar de que la sociedad china moderna ya no es tan rigurosa en ese sentido, conseguir un “buen augurio” sigue siendo muy importante. La gente a menudo elige una fecha que tenga algún significado, por ejemplo, una fecha de numeración que implique la unión de la pareja, así como la felicidad y la harmonía. También pueden ser escogidas fechas de significado especial, como por ejemplo, el cumpleaños de la novia o del novio, la fecha en que se conocieron, o incluso el 14 de febrero; el día de San Valentín en la costumbre occidental.

Según la tradición, el día del enlace el novio tenía que liderar el cortejo nupcial para encontrarse con la novia y traerla de vuelta. El rito más importante de la ceremonia, sin embargo, tenía lugar cuando ambos, vestidos con sendos trajes rojos, saludaban humildemente al Cielo y a la Tierra, a sus padres, y entre sí. Este gesto representaba un símbolo de respeto hacia el Cielo y la Tierra, sus progenitores, y para con ellos mismos. En la visión del mundo tradicional, el Cielo y la Tierra eran el origen de todas las cosas vivas, los padres eran el origen de la vida, y solo después venía el individuo. Por tanto, cuando los recién casados se establecían en un nuevo hogar, estaban obligados a expresar gratitud y reverencia al origen de la vida.

La evolución de las ceremonias

Aunque hoy en día los recién casados no siguen la costumbre de arrodillarse y saludar humildemente, aún mantienen la tradición de servir té chino a sus mayores y hacerse reverencias mutuas como muestra de respeto. Con el transcurso del tiempo, las costumbres de las bodas chinas han experimentado grandes cambios y se asimilan continuamente cosas nuevas. Por ejemplo, cuando portan a la novia, los sonidos tradicionales del laba (una especie de trompeta) han sido reemplazados por petardos y alegre música electrónica. El tocado rojo de la novia se ha cambiado por el velo blanco; y el palanquín de flores donde portaban a la novia también se ha sustituido por un lujoso coche decorado con cintas de seda y globos.

Para un matrimonio en china en la época antigua era muy importante tener ‘tres cosas que giran’ –una bicicleta, un reloj, y una máquina de coser–; y una ‘que hace ruido’ –una radio–. Hoy en día esto no tiene gran importancia, pero estos eran estándares muy altos en aquel entonces”.

Las “tres cosas que giran y una que hace ruido” de los ochenta, se convirtieron en los noventa en “tres aparatos eléctricos y uno con ruedas” –televisor, lavadora, nevera y bicicleta–; y, a comienzos del siglo XXI, son el apartamento, el coche, dinero y un título universitario. Estos representan los deseos de las listas de boda de las diferentes generaciones de recién casados en China.

El nuevo estilo chino

Hay cada vez más y más recién casados que eligen celebrar una boda al estilo chino-occidental en hoteles. Este nuevo estilo de boda cuenta cada vez con mayor aceptación, y mientras las ceremonias están en continua evolución, siguen reteniendo sus raíces tradicionales. Algunos jóvenes rechazan los intrincados y complejos rituales de las bodas tradicionales y, en su lugar, buscan el romanticismo a través de un estilo diferente de boda.

Algunos jóvenes, por ejemplo, eligen realizar un viaje romántico como celebración matrimonial y disfrutar juntos de los paisajes al aire libre. En una boda ciclista, los novios montan en bici y salen disparados en ella, mientras la familia y los amigos les aplauden con energía detrás. En una boda celebrada en un globo aerostático, los recién casados se abrazan en la cesta y lanzan pétalos de flores desde una altura de 40 metros, suscitando la sorpresa y envidia de aquellos que los observan.

En una ceremonia nupcial en el metro, el novio lleva a su prometida de la mano hacia un vagón donde los pasajeros les aplauden y les transmiten sus mejores deseos mientras familia y amigos les esperan en cada una de las paradas, donde les felicitan. En una boda submarina, los recién casados ataviados con el equipo de buceo se abrazan y se besan bajo el agua, una forma única de crear recuerdos especiales de la ceremonia. Además de estas, hay muchos otros tipos de bodas curiosas –en el hielo, en un yate, haciendo puenting, a la luz de las velas y en el césped–.

Últimamente, en China, han surgido muchos términos relacionados con las bodas: luohun (裸婚, lit. “boda desnuda”, cuando la pareja se casa sin pertenencias); shanhun (闪婚, “boda exprés”) y yinhun (隐婚, “boda secreta”). Este tipo de enlaces, que al comienzo eran poco conocidos,  ganaron populariadad gracias a las películas y las series de televisión. A raíz de los deseos de la nueva generación de recién casados está surgiendo una nueva época en las nupcias chinas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído