Museo Tumbas Reales del “Señor de Sipán”, Lambayaque - Perú

¿Sabes cuál es el Museo de Oro más espectacular del mundo?

Las piezas de oro y plata que atesora son de valor incalculable

¿Sabes cuál es el Museo de Oro más espectacular del mundo?
Oro de Sipán. Paul Monzón

(Paul Monzón).-Las piezas de oro y plata que atesora el Museo Tumbas Reales del Señor de Sipán,  tienen un valor incalculable. Por ello es catalogado como uno de los museos arqueológicos más espectaculares del mundo.  Ubicado en la ciudad de Lambayeque, al norte de Perú, fue inaugurado en el año 2002.

@monzonpaul

Simpemente, ¡espectacular!

Tuve la gran suerte de visitarle dos veces. Incluso en una ocasión pude entrevistar «in situ», al arqueólogo peruano Walter Alva, descubridor de la tumba de este Señor moche de por sí uno de los hallazgos más importantes del siglo XX, sólo comparado con el descubrimiento en 1922, en el Valle de los Reyes (Egipto), de la tumba del Faraón Tutankamon realizado por su homólogo inglés Howard CarterEs uno de los museos arqueológicos más espectaculares del mundo. Y el más rico. Las piezas de oro y plata que atesora tienen un valor incalculable. Hablamos del Museo Tumbas Reales del Señor de Sipán, que fue inaugurado en el año 2002 en la ciudad de Lambayeque, al norte del Perú.

LA TUMBA DEL SEÑOR DE SIPÁN

En 1987 el arqueólogo peruano Walter Alva hizo historia. Con el descubrimiento de la tumba del Señor de Sipán salía a la luz el enterramiento más rico de América y se avanzaba en el conocimiento del pueblo mochica, un pueblo caracterizado por su destreza artística (grandes muralistas, ceramistas y metalurgistas) y, también, por su gran desarrollo tecnológico-arquitectónico, que en algunos aspectos superó al de los propios incas y los mayas.

El Señor de Sipán fue enterrado con todos los ornamentos, atuendos y emblemas que usó en vida, hallándose en su tumba un total de 600 piezas de oro, plata y piedras preciosas. Junto a su féretro se encontraron los cuerpos de siete personas, entre ellas tres mujeres y un niño, junto con los esqueletos de dos llamas y un perro.

Desde el inicio, las excavaciones estuvieron marcadas por los saqueos. De hecho a Walter Alva se le ha llamado a menudo el «Indiana Jones peruano», pues tuvo que defender personalmente el sitio arqueológico del asedio de los huaqueros (saqueadores de tumbas).

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído