EL VIAJERO IMPENITENTE

El turista que pide a su novia que se case con él, cantando como un pato afónico en un autobús de Palma

El americano Dani Rotstein se compinchó con todos los pasajeros para sorprender a la chica

Cuando Bruno Mars compuso en 2010 la canción ‘Marry you‘ no se podía imaginar que sería todo un himno para bodas o pedidas de matrimonio.

Desde entonces se han viralizado cientos de vídeos con esa canción de fondo donde, de forma más o menos acertada, un pretendiente le preguntaba a su pareja si quería casarse, pero pocas tan originales como la que tuvo de escenario un autobús turístico en Palma de Mallorca el 4 de agosto de 2016.

Dani Rotstein es un estadounidense apasionado por los viajes y las artes audiovisuales. Actualmente trabaja y reside en la isla con su pareja Carla.

Aquel verano decidió que era el momento de dar un paso más en la relación y quiso que ‘la mujer de su vida‘ recibiera una sorpresa que no olvidará jamás.

Para hacer una pedida de mano original y diferente a los tradicionales, Dani necesitó la ayuda de una cincuentena de extras. Su plan empezó por compincharse con una amiga de Carla.

Su novia siempre había querido recorrer Palma con el autobús turístico desde que se mudó a la ciudad. Así que la sorpresa empezaba con las amigas subiéndose autocar rojo sin percatarse que estaban siendo grabadas por varias cámaras.

Carla tampoco se dio cuenta de que en la primera planta del autobús estaba su novio de incógnito.

Mientras el bus recorría las calles de la capital balear el guía explicaba lo que veían como cualquier día normal, solo que en esta ocasión decidió callarse al llegar al paseo marítimo y amenizar el viaje con algo de música.

En ese momento fue cuando Dani entró en escena. Subió a la planta de arriba y se puso a cantar la canción ‘Marry you‘. La novia en un primer momento señaló a su pareja con el dedo y se mostró sorprendida.

Aunque esa emoción se multiplicó a medida que se percataba de que todos los pasajeros eran actores que habían preparado toda una actuación para ella.

Por cierto, después de que Dani hincara rodilla en el autobús turístico al final de la canción, Carla dijo sí.

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído