El turista sibarita

Nueve Paraísos que el mundo todavía no ha descubierto

Nueve Paraísos que el mundo todavía no ha descubierto
Praias dos Carneiros Visit Brasil

La costa de Brasil cuenta con más 7 mil kilómetros de extensión y con paisajes extremamente lindos. Air Europa, la aerolinea del Grupo Globalia ofrece vuelos directos al gigante latinoamericano.

El país posee diversas playas dignas de películas, con mar a veces azul turquesa, a veces verde cristalino, en medio de vegetación tropical con palmeras que cercan la costa, arena blanca y fina, selva virgen, manglares, buceo con peces coloridos, amaneceres exuberantes y puestas de sol deslumbrantes. Son escenarios impecables bendecidos por Dios y que usted, viajante, no puede dejar de vivir, encantarse y, claro, regresar.

Prepárese para perderse en el paradisíaco aspecto de playas brasileñas.

São Miguel dos Milagres – Alagoas

São Miguel dos Milagres es una de las playas más conservadas del país y su belleza es para impresionar. Sus playas conservan su belleza natural salvaje y también una extensa y bella costa de corales. Repleta de palmeras muy altas, la región está protegida por arrecifes que forman piscinas naturales.

Boipeba – Bahia

Ilha de Boipeba es considerada una de las más bonitas de Brasil y queda al extremo sur de Bahia. De un lado, la isla está cercada por el océano, y del otro , por un río, lo que torna casi mágicas sus playas con selvas tropicales repletas de árboles, enredaderas y animales silvestres. El lugar fue reconocido por la UNESCO como Reserva de Patrimonio de la Humanidad.

Jericoacoara – Ceará

La pequeña aldea, que queda a 300 kilómetros de Fortaleza, es el lugar perfecto para relajarse y estar lejos de cualquier tecnología. Lleno de lagunas y manglares (ambientes típicos inundados por agua dulce y salada), Jeri, como es llamado por los brasileños, tiene dos paseos imperdibles: Pedra Furada y Duna do Pôr do Sol, donde usted puede apreciar el espectáculo de la naturaleza: una maravillosa puesta del sol. El mar es relativamente tranquilo y poco profundo por una larga faja, lo que lo hace perfecto para nadar.

Fernando de Noronha – Pernambuco

Formado por 21 islas e islotes, el archipiélago de Fernando de Noronha es una verdadera maravilla de la naturaleza. Con playas paradisíacas y fauna y flora preservadas, el lugar es ideal para surfear, bucear y, claro, apasionarse.

Ilha Grande – Río de Janeiro: Paraíso ecológico de la costa fluminense, cercano a Angra dos Reis, Ilha Grande garantiza a sus visitantes un encuentro único en armonía con la naturaleza. Más de cien playas exuberantes y senderos con vegetación de Selva Atlántica reciben a los turistas. En una isla que es ejemplo de desarrollo sustentable, los carros están prohibidos.

Ilhabela – São Paulo

Ilhabela, en la costa paulista, ofrece al visitante cerca de 40 km de playas inexploradas y una paisaje típico de selva tropical, con senderos para caminatas y cascadas.

Playa dos Carneiros – Pernambuco

Carneiros es uno de los lugares más bonitos de Brasil. Localizada a 113 km de Recife, cuenta con una pared de arrecifes de 1 km de extensión, y sus playas tienen 5 km de palmeras a lo largo de la costa. Con arenas brancas, sus aguas son transparentes, tranquilas y calientes.

Ilha do Marajó – Pará

Famosa por su pororoca (gran ola creada por el encuentro de las aguas del Atlántico con los ríos Amazonas y Tocantins) y por la gran cantidad de búfalos usados para carga y transportar, Ilha do Marajó cuenta con playas, lagos, dunas y selvas que forman parte del santuario ecológico

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído