VIAJES Y PLACER

7 consejos a la hora de hacer la maleta

¿Cuántas veces te has peleado con la maleta hasta lograr cerrarla? Toma nota de algunos pasos que te facilitarán la tarea

Es de primero de básica para el viajero, pero se nos puede pasar por alto.

No creas que eres el único o la única que antes de viajar te enfrentas a la ardua tarea de cerrar la maleta.

Éste suele ser uno de los últimos sobresaltos a los que nos enfrentamos antes de emprender el viaje y, con más frecuencia aún, al regreso, cuando las compras abultan y la ropa y otros enseres no se colocan con tanto mimo.

Para evitar problemas imprevistos, te revelamos siete trucos que, aunque evidentes, no solemos tener en cuenta:

1. Ponte a ello y que pese poco

Haz la maleta la noche anterior, independientemente de la hora a la que vayas a volar y, lo más importante: que-pese-poco. Haz el proceso más sencillo eligiendo trajes y prendas que uses habitualmente, en lugar de hurgar en todo tu guardarropa. ¿Te has olvidado de algo? No te estreses, recuerda que puedes comprar la mayor parte de las cosas en tu destino (y, como aliciente, te llevarás a casa contigo un nuevo abrigo, sombrero o fantástico par de botas)

2. Enrolla, enrolla y, a continuación, enrolla un poco más

Intenta viajar llevando solo una maleta pequeña con ruedas y recuerda enrollar toda tu ropa en lugar de doblarla. Realmente ahorra mucho espacio y ayuda a evitar arrugas. (Echa un vistazo a cómo lo hacen los expertos.) Para guardar cosas pequeñas, como joyas y cepillos de dientes, usa guantes de plástico desechables: se mantiene todo separado, organizado y limpio.

3. Dúchate al estilo local

Para hacer un equipaje ligero y pasar por el control de seguridad más rápido con tu equipaje de mano, deja en casa las botellas grandes de champú y lociones; si en el hotel no hay (o tu amigo no está dispuesto a compartir), baja a la farmacia local o supermercado para abastecerte. Y para darle un toque de glamour al viaje (para las damas): nunca te vayas sin tu barra de labios favorita contigo.

4. El truco está en la preparación

Prepara todo cuidadosamente, de manera que solo lleves lo que realmente vayas a usar. Empieza por localizar las cosas esenciales; en mi caso son: calzado deportivo para correr, traje de baño, gafas de sol y un libro. A continuación, ponte con la ropa que te servirá para las cosas que vayas a hacer durante el viaje e identifica lo que sobra (¿puede utilizarse esa falda con dos tops? Si no, descártala). Pasa unos pocos días repasándolo todo y lucha contra la tentación de rellenar la maleta impulsivamente con cosas que tú SABES que no vas a usar (esto puede ser duro, especialmente si tu maleta parece medio vacía)

5. Lleva siempre algo de repuesto

Aunque es mejor viajar solo con equipaje de mano, si necesitas llevar una maleta o bolsa grande, lleva siempre contigo un recambio de emergencia en tu equipaje de mano, ideal para esos momentos en los que te encuentres atrapado durante un día o dos en tu destino sin tu maleta (porque no quieres ser la persona que lleva el mismo conjunto de ropa interior durante cuatro días consecutivos, ¿verdad?). Consejo extra: guarda esas bolsas de tela que te dan cuando compras zapatos o bolsos nuevos y úsalas para envolver objetos más pequeños, como calcetines, ropa interior o trajes de baño. ¡No olvides llevar una bolsa de más para la ropa sucia!

6. De los básicos a los tacones

Comienza siempre con lo esencial y asegúrate de que tienes los elementos básicos cubiertos: lleva tu pasaporte, tarjetas (débito y crédito), teléfono y cargador, auriculares (¡necesitas la banda sonora de tu vida!), chicle, pañuelos de papel, tiritas, maquillaje y analgésicos, y después pasa a cosas importantes, como tu par favorito de zapatos de tacón: ¡nunca se sabe a qué reunión, fiesta u ocasión especial te verás «arrastrada»!

6. No olvides tu dinero de cambio para el viaje

Algo que no debe de pasarse por alto es la moneda local del país al que vas a viajar. Tanto si vas a hacer un viaje largo de mochilero por Asia, como si es una simple escapada de fin de semana por Europa el cambio de moneda es algo que tiene que tenerse en cuenta.

Para ahorrarte tiempo y estragos desde España puedes hacer todo esto online, para que cada vez que quieras salir de viaje no tengas que pasarte por tu banco o la oficina de cambio más cercana

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído