Viajes y Placer

Destinos de clima frio

Destinos de clima frio
Fiordos Visit Norway

El verano ha llegado con fuerza. Si eres de los que no soportan temperaturas elevadas, ni esos odiosos 40 grados a la sombra, escápate a sitios frios y remotos. Intermundial te guia hacia lugares donde poder disfrutar de unas merecidas vacaciones sin tanto agobio.

Contacto Travellers @monzonpaul

Para días calurosos y noches suaves, el norte de España
Por regla general, el norte es más frío que el sur. De Galicia a Cataluña, tenemos toda la costa atlántica y cantábrica, además de los Pirineos. Lo normal es que de día el sol apriete igual, pero la ventaja de estas zonas es que refresca bastante de noche y la vida se hace más soportable y llevadera; se descansa bien. Y todo esto con un paisaje verde y frondoso, que ayuda a olvidarse del calor.

Para cantar bajo la lluvia, las islas de Europa
Es bastante probable que si vas a Islandia, Irlanda o cualquier zona del Reino Unido puedas emular a Gene Kelly y su archiconocido Singing in the rain. Además, las temperaturas máximas en estos lugares no suelen superar los 25 grados. En Islandia podrás visitar un pueblo vikingo y volcanes de nombre impronunciable. En Irlanda te esperan paisajes muy verdes plagados de castillos y litros de Guinness. Y en el Reino Unido tienes más dónde escoger: en Inglaterra, el distrito de los lagos o las grandes ciudades (aunque allí hará más calor), o en Escocia, el festival de Edimburgo como punto fuerte del verano, por poner algunos ejemplos.

Para ir poniendo un jersey que abrigue en la maleta, los fiordos de Noruega
Aunque probablemente uses prendas de abrigo ligeras, las tardes y noches de verano pueden llegar a ser muy frías, especialmente en las zonas de montaña. En el punto álgido del verano los días son más largos y despejados y como mucho se superan los 25 grados. En Aurland encontrarás paisajes de ensueño y el fiordo Nærøyfjord, declarado patrimonio de la Humanidad. En el valle de Aurlandsen también hay senderos muy bonitos por recorrer a pie y el ferrocarril Flåm, uno de los viajes en tren más deslumbrantes del mundo.

Para dar un paso más, el frío más amigable de Canadá o los glaciares de Alaska
Al otro lado del charco están los maravillosos parques nacionales canadienses, como el de la península de Gaspé (que combina montaña, islas y playas con zonas protegidas y turismos sostenible) o ciudades magníficas como Victoria. Aquí encontrarás un clima agradable y mucho más apacible que el sofocante verano español. Y en Alaska podrás ver cómo se forman los iceberg en el Parque Nacional Bahía de los Glaciares, también patrimonio de la Humanidad. Es una zona aislada a la que se llega por barco o transporte aéreo que alberga 9 glaciares impresionantes.

Y para enfundarse los esquís, el anorak, el gorro y los guantes, el hemisferio sur
Cruzando el ecuador, te espera el invierno austral, con temperaturas que llegan al punto de congelación y se cubren de nieve, como la Patagonia Andina. Si eres un amante del esquí, podrás practicarlo en agosto tranquilamente. Otra opción es ir a Australia o Nueva Zelanda, donde la isla sur es más fría que la norte en invierno. Aquí también podrás esquiar de lo lindo. Y si no te gusta esquiar, pues podrás gozar de un verano bien hibernal.

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído