El turista respetuoso

Ocho lugares del mundo donde no deberías hacer un selfie

Ocho lugares del mundo donde no deberías hacer un selfie
Auschwitz Paul Monzón

Cuando hacemos turismo, no siempre todo vale. Por ejemplo, los tan famosos selfies  hay que saber dónde hacerlos y dónde no. Por respeto. Skyscanner te muestra ocho lugares donde es mejor no hacerlos.

Contacto Travellers @monzonpaul

1. Auschwitz, Polonia
En el panteón de las malas ideas para un selfie, Auschwitz tenía que estar en cabeza de la lista. Este campo de concentración es un trozo de historia viva y un recordatorio perenne de los horrores de los que es capaz la humanidad. No te lo tomes mal, en este destino de Polonia hay muchas cosas a las que hacerle fotos (y la mayoría te dejarán con mal cuerpo), pero quizás hacerte una auto foto de buen rollo en un lugar en el que sucedieron cosas tan horribles no sea la mejor opción.

2. USS Arizona Memorial, Honolulu, Hawái
Los ataques de Pearl Harbor por parte de las fuerzas imperiales de Japón se conmemoran en el lugar en el que el buque de guerra USS Arizona se hundió el 7 de diciembre de 1941. Es un lugar de visita casi obligada para cualquiera que visite Honolulu, ya que es posible ver el barco bajo el agua. Hay un silencio solemne en este lugar, tanto que no hay lugar para que alguien se haga una foto graciosa que a muchos les puede parecer de mal gusto.

3. Memorial a los veteranos de la Guerra de Vietnam, Washington DC, Estados Unidos
La Guerra de Vietnam fue un tema polémico entre muchos estadounidenses durante décadas. Y esa división se mantuvo cuando Maya Lin reveló el simple y elegante diseño de este monumento en 1981. Pero aunque su percepción ha cambiado y cada año visitan el memorial unos 3 millones de personas. Este lugar tan emotivo es fotogénico y son muchos los que le hacen fotos a los nombres de los fallecidos. Pero mejor no te hagas una foto sonriente con algún nombre, porque nunca sabes si a algún familiar estará cerca o la verá.

4. Casa de Ana Frank, Ámsterdam, Países Bajos
La casa secreta de Anne Frank y su familia es una de las principales atracciones turísticas de Ámsterdam. Descubrir cómo alguien pudo vivir escondido de los nazis durante casi dos años es increíble. Hay una estatua de una niña pequeña enfrente de la casa que es muy popular entre los amantes de hacerse fotos. Aun así, mejor eso que hacer como Justin Bieber cuando dejó un comentario más que desafortunado en el libro de visitas de la casa de Ana Frank.

5. Cripta de Mussolini, Predappio, Italia
Italia es uno de los países más fascinantes, increíbles y estupendos del mundo, con tanto por ver y por hacer que es imposible aburrirse. Sin embargo miles de turistas cada año viajan a la ciudad de Predappio, en el centro de Italia. ¿El motivo? Es el hogar del dictador Benito Mussolini. A pesar de los esfuerzos del gobierno entre 80.000 y 100.000 personas visitan su tumba cada año. La gente se hace selfies con su busto al fondo… Pero ahora ya no pueden comprar suvenires de «Il Duce», ya que los objetos fascistas se prohibieron en 2009.

6. Campos de la Muerte, Choeung Ek, Camboya
Que los Jemeres Rojos tomaran el control de Camboya durante los últimos años de la década de 1970 fue una tragedia de grandes proporciones. El hecho de que dictador y genocida Pol Pot sobreviviera y se librara de la cárcel hasta 1998 es terrible. Una de las zonas en las que se puede palpar la historia del periodo son los Campos de la Muerte. Choeung Ek, justo a las afueras de Phnom Penh, es la más conocida de estas fosas comunes con miles de cuerpos enterrados. Y mientras que in situ se alza un precioso y pacífico memorial budista, no querrás hacerte famoso en Twitter por una foto poco respetuosa aquí.

7. Memorial a los Judíos Asesinados de Europa, Berlín, Alemania
Este memorial deja muy claro en su nombre lo que es. Los 2.711 bloques de cemento colocados en forma de rejilla le dan al lugar el aspecto de un cementerio. Es un lugar de reflexión en pleno corazón de Berlín. Y ciertamente un lugar muy fotogénico, pero con respeto.

8. El Valle de los Caídos, España
Hay muchísimo por ver en Madrid, tantas cosas que no darías abasto ni en una semana. Aun así, algunos turistas se escapan de la ciudad y, en lugar de explorar el precioso Monasterio del Escorial o la hermosa Toledo, optan por visitar el Valle de los Caídos. No hay ninguna duda de que el entorno de la Sierra de Guadarrama es precioso. Pero hacer un _selfie _junto a la tumba del dictador Franco (y también el lugar donde están enterradas muchas víctimas de la Guerra Civil) sobra.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído