VIAJES Y PLACER

Las autoridades cierran una playa nudista por temor a que la actividad sexual asuste a las aves

Los animalistas belgas sostienen que las "actividades subsidiarias" en las dunas ahuyentarían a una rara especie de alondra que anida allí

Las autoridades cierran una playa nudista por temor a que la actividad sexual asuste a las aves
En cueros vivos en una playa nudista. EP

Prohibida una segunda playa nudista en Bélgica porque la actividad sexual entre las dunas perturba a las aves

Hay gente para todo. Y mucho tonto suelto.

Nudistas contra animalistas. En Bélgica ambos colectivos andan a la greña por culpa de una playa naturista.

La federación belga de nudismo quiere abrir una segunda playa en el país para que la gente se bañe en cueros pero una asociación animalista ha bloqueado de momento su apertura con el siguiente argumento: 

«las actividades subsidiarias» de los bañistas entre las dunas serían una amenaza para una rara especie de alondra que anida allí. 

Según publica The Guardian, los intentos de obtener el estatus de «naturista» para una playa tranquila cerca de Westende, a unos 12 kilómetros al sur de la popular localidad de Ostende, se han dado de bruces con las objeciones que ha puesto un grupo ecologista, que asegura que la actividad sexual que puede haber en esa playa podría ahuyentar a la alondra crestada (Galerida cristata) propia del lugar, que tiene un penacho de plumas en la cabeza que se eriza durante el cortejo.

La agencia flamenca para la naturaleza y el bosque informó al ministro de Medio Ambiente, Joke Schauvliege, que la alondra se alarmaría por la actividad humana y huiría de la playa. Y no solo eso, la misma organización teme que las propias dunas puedan acabar perjudicadas por dichas «activiades subsidiarias».

Los ‘verdaderos’ naturistas

El presidente de la federación belga de naturismo, Koen Meulemans, ha querido poner distancias para que no se confundan a las personas verdaderamente naturistas: «Nosotros también lamentamos este comportamiento, que no tiene nada que ver con el naturismo. Estos no son auténticos naturistas para nosotros».

Dicha federación tiene actualmente 8.200 miembros repartidos en 17 clubs y, según Meulemans, la única playa nudista con la que hoy cuenta el país, Bredene, es demasiado pequeña para tanta gente:

«1.000 personas son demasiadas para un terreno de 400 metros».

Y zanja:

«Según las encuestas, casi medio millón de belgas a veces realizan actividades nudistas: van a playas nudistas, cámpings nudistas o visitan regularmente saunas nudistas. Naturismo es litaralmenter desabrocharse. Los que dejan su ropa dejan el teléfono móvil y el trabajo detrás de ellos. Es la llamada de volver a la naturaleza».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído