El hombre, de 45 años, asegura querer abandonar la ciudad de Barcelona lo antes posible

José Bravo, el turista estadounidense atacado por los manteros: «Creí que me iban a asesinar»

Este norteamericano de origen cubano ha presentado una denuncia nte los Mossos

José Bravo, el turista estadounidense atacado por los manteros: "Creí que me iban a asesinar"
José Bravo EP

José Bravo asegura que el enfrentamiento se inició al decidir “defender” a una mujer que estaba siendo golpeada en plaza Catalunya

El turista norteamericano que fue brutalmente agredido el pasado 1 de agosto de 2018  en Barcelona por un grupo de manteros relata cómo vivió el ataque.

José Bravo, estadounidense residente en Miami, ha puntualizado que el desencadenante de la agresión, en masa y feroz, fue su defensa de una mujer en plaza Catalunya:

“Un grupo de negros africanos estaban pegándole y decidí defenderla”.

“Estamos completamente traumatizados porque no esperábamos que esto nos pudiera pasar a nosotros, parecía que le iban a matar”, subraya Miguel Bravo, hermano de la víctima y testigo directo de la situación.

Los familiares, explica, intervinieron para alejar a José de los agresores y llegaron a temer por su vida a causa del ensañamiento.

El turista estadounidense resultó herido gravemente sobre las 21.30 horas del miércoles en la plaza de Catalunya y confiesa que temió por su vida.

 «Me quisieron asesinar. Después de lo del cinturón, se fueron a por un arma y fue cuando empezaron a arrancarme el cabello, la vena arterial [sic], para matarme».

José habló este viernes 3 de agosto de 2018, junto al lugar de los hechos, donde no había ni rastro de la habitual venta ambulante en ese céntrico lugar de la capital catalana.

Dos furgonetas de la Guardia Urbana, aparcadas junto al centro comercial Triangle, donde el herido se refugió después de la brutal paliza, vigilaban la zona, según recogen Luis Benavides y Beatriz Pérez en elperiodico.

José, de 45 años y origen cubano, vino desde Miami a Barcelona para pasar unos días de vacaciones con su familia.

Asegura que el pasado miércoles un grupo de vendedores ambulante estaban «alrededor» de una señora «pegándole golpes y patadas».

Como no había nadie defendiéndola, él decidió hacerlo. Fue ahí cuando fue brutalmente agredido por unos manteros que querían «matarlo».

Él, a quien «pegaron con todo: patadas, cinturones y hasta un arma», corrió a refugiarse en el Café Zurich, frente a la estación de metro y ferrocarril, donde fue atendido, ya que estaba sangrando «por todas partes».

«Sentí que mi vida corría peligro».

Tras lo sucedido, Bravo ha manifestado que está deseando volver a Miami.

«Me llevo muy mala imagen de España. Este país se está convirtiendo en el tercer mundo, lo veo muy mal y es culpa de los políticos, que están poniendo a los turistas y a su pueblo en peligro».

Su hermano, Miguel Bravo, ha contado que fue él quien lo ayudó a salir de la agresión y ha relatado que la familia está «completamente traumatizada» con lo sucedido.

A última hora de la tarde y tras haber pasado todo el día sin ofrecer un relato alternativo al de Bravo, la organización de los vendedores ha sostenido que dos personas que no se pusieron de acuerdo con el precio de un producto agredieron al vendedor y en ese momento llegó el turista, bebido, tratando de pegar a los vendedores, que respondieron con patadas y golpes de cinturón.

Es mentira, porque las imágenes muestran una agresión colectiva a lo largo de la plaza Catalunya contra el norteamericano que va mucho más allá de la autodefensa.

El turista sí ingresó en el Hospital Clínic tras los golpes recibidos y este viernes, ya recuperado, ha explicado que en su país los manteros existen.

En EE.UU., asegura, todo lo que venden es legal y tienen los correspondientes permisos.

 «No entiendo como el alcalde de la ciudad permite esto».

José Bravo, que era la primera vez que visitaba España, ha afirmado que sería capaz de identificar a sus agresores después de haber visionado las imágenes y que denunciaría la agresión con ayuda de la Consulado de EE.UU. en Barcelona, tal y como ha hecho este viernes por la tarde.

Se ha quejado, además, que ningún miembro del ayuntamiento se haya puesto en contacto con él para conocer su estado. En redes sociales como Twitter, algunos usuarios han criticado que la alcaldesa Ada Colau no haya publicado ningún mensaje al respecto.

VÍDEO DESTACADO: Mira como hirió de gravedad un mantero a un turista en Barcelona: a golpes con un cinturón en la cabeza

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído