VIAJES Y PLACER

El crucero del sexo: 8 días en un paquebote de lujo con 2.100 ‘swingers’

El próximo Couple Cruise zarpará el 21 de septiembre de 2019

El crucero del sexo: 8 días en un paquebote de lujo con 2.100 'swingers'
Couples Cruise: el crucero sexual para las parejas que quieren vivir nuevas experiencias. CC

Alentamos a la gente a ser sexy, pero no podemos permitir el sexo público por dos razones: la tripulación del barco servirá bebidas, comida y la limpieza es muy importante

La invitación Couples Cruise, la empresa que organiza este crucero sexual, es de lo más tentador:

«Simplemente brindamos un lugar seguro, limpio y elegante para que todos se reúnan; a partir de ahí, depende de usted. Si desea participar en una actividad sexual con otra pareja que consiente, entonces eso depende de usted. Si quieres ser parte de un grupo o simplemente mirar, entonces esa es tu elección».

Como suena. Si todo sigue su curso normal, 2.100 personas -todas muy cachondas, porque lo contrario no tiene sentido- partirán en un inmenso barco del puerto de Niza el 21 de septiembre de 2019.

Hay que embarcarse en pareja y ser swingers -aficionados a intercambiar parejas para el folleteo- o tener muchas ganas de serlo. Porque en el mar, la empresa promete que puede pasar de todo. Son 8 días de fiesta y sexo.

Los precios varían de los 1.000 dólares a los 7.500, dependiendo del camarote. Y, a diferencia de los cruceros tradicionales, las reglas en la vestimenta son muy sencillas: cuanto menos ropa, mejor.

Los organizadores alientan el nudismo. y en las imágenes de sus web se puede constatar que es así. De hecho, se pueden practicar todas las actividades sin llevar ropa: comer, bailar, hacer buceo… todo. Eso sí, hay una sola prohibición: no se puede tener sexo en público.

«Alentamos a la gente a ser sexy, pero no podemos permitir el sexo público por dos razones: la tripulación del barco servirá bebidas, comida y la limpieza es muy importante. Además, realizamos un crucero elegante y creemos que hay un momento y un lugar para todo. Creemos que el lugar para las actividades sexuales está a puertas cerradas. Así que, por favor, diviértase y si quiere dar un paso más vaya a los camarotes o diríjase a las áreas de juego privadas designadas a bordo del barco».

Es que el Couple Cruise diseñó lugares especiales para el sexo. Hay «salas de juego» ambientadas para explorar cosas nuevas y compartir con muchas más que con la pareja con la que se embarcó…

«Nuestros cruceros excitan a la gente. Muchas parejas me confiesan cómo la experiencia ha reavivado su pasión y cómo han mantenido más relaciones en nuestro crucero de lo que habían probado en meses».

Durante el periplo se ofrecen además diferentes talleres que van desde el sexo tántrico al sadomasoquismo, como reveló Bob Hannaford, organizador de Couples Cruise a El Confidencial:

«Cada pareja tiene múltiples opciones para explorar, jugar y ver a dónde le pueden conducir sus fantasías».

 

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído