El exemir de Qatar, Hamad bin Jalifa Al Thani, se cagaba en la ciudad italiana de Brindisi y Terese le abrió sus puertas

Presta su cuarto de baño a un jeque árabe con un apretón y éste le regala el viaje de su vida

Presta su cuarto de baño a un jeque árabe con un apretón y éste le regala el viaje de su vida
Teresa Borsetti y el exemir de Qatar, Hamad bin Jalifa Al Thani. CS

El exemir de Qatar, Hamad bin Jalifa Al Thani, caminaba por los callejones del barrio de los pescadores de Brindisi, al sur de Italia, hace 21 años, porque le habían entrado urgencias fisiológicas.

Todos los bares y restaurantes Alguien vino a su rescate. Teresa Borsetti, hoy bisabuela de 89 años y que entonces tenía 68 años.

La señora, que estaba asomada a la ventana de su casa, le preguntó a Al Thani qué le ocurría, y cuando este le contó a Borsetti su problema, la mujer, madre de 10 hijos, le abrió su casa para que pasase al baño.

Una vez satisfizo sus necesidades, el jeque mostró su agradecimiento y le prometió a Teresa que volvería a visitarla. Y esa visita se ha producido 21 años después, según recoge el diario italiano Corriere della Sera.

Hamad bin Jalifa Al Thani llegó a Brindisi y tras preguntar en el Ayuntamiento dio con Teresa Borsetti.

El exemir mantuvo el encuentro junto a toda la familia de Teresa, sus diez hijos y más de treinta nietos, y estuvieron charlando durante más de una hora en la cocina de Teresa, según contó una de sus hijas a la prensa.

Al término del encuentro, del que no hay imágenes, Al Thani hizo a Teresa un regalo y la invitó a viajar a Qatar junto a toda su familia. 21 años después, Teresa ha encontrado la recompensa a su amabilidad.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Lo más leído