4 trucos para mantenerse healthy en vacaciones

Las vacaciones bien podrían definirse como ‘ese momento del año en el que todo vale’. Descubrir nuevas culturas, cocinas locales, explorar rincones insólitos y, sobre todo, desconectar son los principales elementos de unas buenas vacaciones.

Sin embargo, el ‘todo vale’ no siempre vale (valga la redundancia) y es que en unas vacaciones se pueden compaginar los caprichos o excesos con mantener la rutina saludable del día a día, de esta forma, volver al trabajo no supondrá tanto esfuerzo físico y mental. ¿De qué forma? Tan sencillo como implantar unos pequeños hábitos dentro de los planes de viaje que han querido compartir los expertos de Kaiku Sin Lactosa, la marca de lácteos sin lactosa más amplia del mercado.

1. VIAJA CON TUS SNACKS FAVORITOS

Tanto si se viaja en avión como en coche, una buena alternativa al picoteo menos saludable es llevar en una nevera portátil o en una fiambrera varios aperitivos sanos que hagan del viaje algo más ligero. Aléjate de los productos ultra procesados o cargados de azúcar de establecimientos como gasolineras o supermercados, y opta por snacks traídos de casa: hummus con zanahorias, manzanas, plátanos o combina ricos y sanos ingredientes como muesli, fruta y yogur con snacks ‘on the go’ como Kaiku Sin Lactosa MIX.

2. BUFFET LIBRE SI, PERO CON MODERACION

Una de las grandes ventajas de irse de vacaciones: no pisar la cocina en ningún momento. Muchos hoteles ofrecen servicio de buffet libre en el que se tiende a comer de más y en cantidades nada apropiadas. Saber filtrar entre la gran variedad de opciones del buffet no es tarea fácil, pero dejando de lado las tentaciones, opta principalmente por frutas y verduras frescas, cereales y panes integrales y proteínas saludables como las que se encuentran en los aguacates y los yogures. Al empezar el día de forma saludable se podrá equilibrar con los posibles excesos venideros.

3. SE SELECTIVO CON LO QUE COMES

Entre la gastronomía y cocina de un lugar no sólo encontramos dulces, platos de cazuela o bebidas con alcohol, también productos frescos y de calidad. Acude a mercados locales, compra alimentos de temporada, y en restaurantes, opta principalmente por pescados y verduras, y evita lo máximo posible las frituras y las salsas. Al horno, al vapor o a la brasa son excelentes alternativas saludables.

4. DESCONECTA… DE TODO

Para que unas vacaciones tengan efecto en nuestro estado de ánimo deben durar más de cuatro días, que es el tiempo en el que nuestro cuerpo y mente se relajan por completo de la vida cotidiana. No sólo es saludable comer bien, sino también conseguir una desconexión total de la rutina. Salvo en ocasiones estrictamente necesarias, deja de lado el teléfono o el ordenador y simplemente preocúpate de disfrutar.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído