El turista precavido

Cómo pasar una noche en el aeropuerto y no morir en el intento

Cómo pasar una noche en el aeropuerto y no morir en el intento
Aeropuerto Intermundial

No es lo deseable, pero puede ocurrir. Y con frecuencia. Hay varias razones por las que puede ser fundamental cambiar el hotel por el aeropuerto, y no precisamente es un alojamiento de cinco estrellas.

Es probable que el personal y los agentes de seguridad te pregunten. En ese caso deberás mostrar el billete y explicar que estas esperando embarcar en tu siguiente vuelo.

Si sabes que vas a pasar la noche en el aeropuerto te recomendamos encarecidamente llevar unos tapones para los oídos, una máscara para los ojos y, si es posible, un colchón de aire. ¡Tu espalda te lo agradecerá!

Monta tu ‘campamento’ cerca de las oficinas de seguridad, pues siempre es mejor tomar algunas precauciones ante un posible robo.

Guarda cerca de ti tus pertenencias más valiosas. ¡Nunca dejes alejado tu equipaje! Si no, también puedes dejarlo en una taquilla del aeropuerto, allí estará todo más seguro.

En la mayoría de los aeropuertos, los bares y las tiendas cierran en un momento determinado. Mejor comprar algo para comer antes de que sea demasiado tarde.
No olvides ir preparado y coger varias capas de ropa, pues a veces con el aire acondicionado la temperatura es muy baja.

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído