El turista precavido

Qué hacer si te roban o pierdes la documentación en el extranjero

Qué hacer si te roban o pierdes la documentación en el extranjero
Pasaporte Pixabay/ Imagen ilustrativa

Ante la situación de robo o pérdida de la documentación (pasaporte y/o DNI), percance que nos puede arruinar el viaje, hay que seguir los siguientes pasos para tramitar un nuevo pasaporte o salvoconducto.

Contacto Travellers @monzonpaul

1. Denuncia la pérdida o robo de la documentación

En primer lugar, manteniendo la calma, hay que acudir a la comisaría más cercana y presentar una demanda, tanto si es robo como pérdida de la documentación. Además de ser una formalidad imprescindible para conseguir un nuevo pasaporte, nos servirá de escudo y justificante ante la posible situación de suplantación de identidad.

2. Preséntate en la embajada española

El siguiente paso es acudir a la embajada o consulado más próximo para conseguir un nuevo pasaporte. Para ello, es necesario entregar varios documentos que, aunque varían según el país, por lo general son dos fotografías tamaño carnet, el justificante de la denuncia y un documento acreditativo de la identidad, como un abono de transporte, carnet de conducir o cualquier otro que contenga una foto. En el caso de que no se disponga de ningún título identificativo, será necesaria la declaración jurada de otro ciudadano español, correctamente documentado, que confirme los datos.

Con todo ello se podrá expedir un nuevo pasaporte, el cual conlleva una serie de tasas que hay que abonar en el momento. De no ser posible el pago de éstas, la embajada o consulado podrá ponerse en contacto con la familia del viajero e, incluso adelantarle el dinero necesario para su repatriación, cantidad que habrá de devolverse al Tesoro Público dentro de los plazos establecidos (éstos quedan firmados en un documento que es obligatorio conservar).

Si existiera la urgencia de volver a España lo antes posible, por algún tipo de emergencia o bien debido a que el vuelo de regreso está previsto dentro de las siguientes 48 horas, en lugar de tramitar la documentación convencional se puede expedir un salvoconducto, que capacita al portador a salir del país lo más pronto posible.

Si los documentos se pierden o se destruyen debido a una catástrofe meteorológica o un accidente, la asistencia de estas instituciones será total e irá más allá de la recuperación o suministro de documentos, encargándose de todas las gestiones para facilitar la vuelta del viajero y conseguir la asistencia médica necesaria, en su caso.

España cuenta con embajadas en 186 países de los cinco continentes, que en algunos casos hacen de consulados. En caso de no disponer de ninguna de estas instituciones cerca, se debe acudir a una embajada de un país miembro de la Unión Europea, donde se recibirá la protección de las autoridades diplomáticas y consulares en las mismas condiciones que un ciudadano de dicho Estado.

3. Ante imprevistos, planifica tu viaje con antelación: incluye un seguro de viaje

Por éste y otros motivos, antes de viajar conviene tomar ciertas medidas de precaución que pueden ser de ayuda a la hora de resolver cualquier problema en el extranjero. Una de ellas es localizar previamente la embajada o el consulado español más cercano en el destino y apuntar la dirección y el número de teléfono. Además, es recomendable hacer una copia de documentos que puedan servir para identificarnos, así como de los billetes de avión. También aconsejamos llevar en la maleta algunas fotografías de carnet, que también puede ser de ayuda en caso de pérdida de la documentación.

Para más seguridad, desde la Web del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación se puede rellenar un formulario con el que queda constancia de los datos, tanto del viaje como del viajero. Esta práctica puede ser valiosa en caso de emergencia, ya que facilitará futuras gestiones. Para los estudiantes que vayan a realizar estancias prolongadas en el extranjero es aconsejable que se inscriban como ‘No residentes’, sobre todo en caso de ser menores de edad.

Además de la pérdida de documentos, puede haber otros contratiempos al viajar. El Ministerio de Exteriores recomienda llevar un seguro de viaje lo más amplio posible para cubrir repatriación, robo de equipajes, gastos de cancelación, pérdida de servicios contratados o gastos médicos por enfermedad o accidente, que pueden resultar muy elevados en muchos países.

Con este seguro de viaje también quedan cubiertos los gastos de gestión y obtención de documentos que debas sustituir por pérdida o robo durante el viaje: tarjetas de crédito, pasaporte o visados, cheques bancarios y billetes de transporte.

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído