Viajes y placer

Isla La Tortuga: «El Paraíso en la otra esquina»

La joya turquesa venezolana que te enamorará

(Yéssica Salazar).- La isla La Tortuga es una joya de aguas cristalinas en un azul turquesa que te enamora a simple vista. Sus playas vírgenes de arenas blancas te invitan a disfrutar del caribe. Su clima perfecto, sol radiante y vida tropical te darán la energía que necesitas para renovarte.

@yesikiana

Zarpamos justo al amanecer desde Carenero en Higuerote. El viaje en barco fue de aproximadamente 3:00 horas. El trayecto fue tranquilo. Generalmente, estas aguas son serenas para la navegación. A partir de mediados de noviembre, sus aguas se tornan más difíciles de navegar, sobre todo en diciembre, hasta enero.

Desde el momento de la partida, el sol ilumina el camino hasta llevarte hasta tu destino. Cuando llegas, quedas perplejo. Ante tus ojos, una joya de color turquesa se deja ver en medio del mar para deslumbrarte.

La Tortuga, es la segunda isla más grande de Venezuela. Tiene una extensión de más de 150 kilómetros cuadrados y se ubica a unos 85 kilómetros de la costa del estado Miranda.

Diferentes operadores turísticos y prestadores de servicio ofertan viajes y pernocta en este paraíso. Según tu presupuesto, podrás viajar en yate, lanchas rápidas o peñeros. También, se ofertan pernoctas en carpas y hasta peculiares camas habilitadas a la orilla del mar.

Cayo Herradura, se mantiene como el lugar favorito para los turistas. Llegas a su playa y cada quien se apodera de su pequeño espacio. Algunos viajan en pareja y otros en grupo con familiares y amigos.

Hay quienes disfrutan de la vida tropical contemplando la naturaleza. Se relajan escuchando el sonido del mar y sintiendo a plenitud la perenne brisa playera. Otros, prefieren la fiesta y suben el volumen de la música en sus embarcaciones. Verás a los turistas bailar y reír a carcajadas.

La arena es tan blanca que brilla como el sol, es tan suave como algodón y tan perfecta que podrás caminar descalzo por toda la playa y tus pies no se quemarán en absoluto.

En este cayo se han instalado pequeños restaurantes improvisados. No te dejes engañar por la apariencia sencilla de estos locales, pues los platillos son exquisitos. Podrás deleitar tu paladar con ceviches, pescados fritos, langostas, camarones y mucho más.

En este lugar no hay conexión móvil, ni bancaria. Todo se maneja a través de efectivo en moneda nacional o divisa. También, podrás comprometerte con los locales para realizar transferencias antes o después del servicio.

El ambiente es alegre, divertido, tranquilo y maravillosamente hermoso. También, se ha convertido en una pasarela, principalmente para las venezolanas, que aprovechan de exhibir sus hermosos diseños de trajes de baño y ropa playera.

A pesar de la crisis del país, La Tortuga se mantiene con un turismo moderado. Actualmente, sus visitantes son sobre todo venezolanos.

Capitán de una vida en el mar

Leonardo José Cádiz, es el capitán del barco. Un hombre simpático, relajado y muy seguro ante el timón. Sabe perfectamente hacia dónde va. Tiene casi una vida navegando estas aguas.

Un buen día, Leonardo abandonó la capital del país, se retiró de sus estudios de ingeniería y se fue a vivir a Río Chico, estado Miranda. Estaba convencido de que su vida la quería muy cerca del mar.

Efectivamente, su perseverancia y el destino se dieron la mano y lo llevaron a ser el Capitán que es hoy en día.

Está consiente que tiene un trabajo envidiable para muchos. Por esta razón, valora cada segundo timoneando en el mar.

Describe su primer encuentro con la Isla La Tortuga como mágico. Recuerda que ese día, vio como el océano se convertía en cielo. Nunca había visto tantas estrellas de mar.

El agua azul turquesa, cristalina y serena dejaban ver las cientos de estrellas de mar tan rojas como el de su bandera tricolor. Estaba en Venezuela, sabía que toda esa inmensidad era suya y aquel momento lo marco de por vida.

En sus inicios, cuando Leonardo era marinero, un capitán de más de 70 años de experiencia le enseñó sus primeras lecciones en el mar. En particular, una que guarda con recelo y mucho respeto: «debes tener mucha seguridad de cada decisión que tomas».

Dice que en un capitán no deben existir dudas. Debes ser preciso, seguro y prudente. De esta manera, tendrás el control de la nave.

Leonardo, tiene un proyecto que está a punto de ejecutar. Con esfuerzo y apoyo de quienes creen en su trabajo y compromiso, adquirió un barco de 52 pies, en donde aspira transportar a turistas a un precio moderado.

Cree fielmente, que los venezolanos podremos salir de esta crisis aprovechando las oportunidades con trabajo, honestidad y tesón.

Señala que «la mejor forma de enfrentar la vida, es afrontando el reto». Y eso, es precisamente lo que está haciendo en su vida y es la lección que quiere dejarle a su familia.

El negocio de los barcos en Venezuela

Tener, mantener y manejar un barco no es tarea fácil. Más que una pasión es una forma de vida. Debes considerar muchas aristas para tener una embarcación.

Un experto en este tema es Omar Pérez Ron, Director de Yacht Center en Venezuela. Se encarga de la comercialización, venta y servicios de barcos nuevos y usados. Tiene más de 17 años en este negocio. Y su principal objetivo es que sus clientes puedan disfrutar a plenitud de las bondades del mar navegando en las mejores embarcaciones.

Indudablemente, la crisis en Venezuela ha afectado el negocio. Sin embargo, se mantiene a flote, pues las playas caribeñas siguen seduciendo a los amantes de los barcos.

Los barcos Hattteras son su especialidad. Son barcos robustos, de alta calidad en sus componentes y equipamiento, tanto en barcos de pesca, como de paseo.

Navegar por las cristalinas y cálidas aguas del Mar Caribe, además de ser una experiencia extraordinaria, son agradables para su navegación la mayoría del año.

¿Estás interesado en la compra de barcos en Venezuela? Contacta a omarpr@yachcenter.com.ve

La Tortuga a bordo de un barco

El azul caribeño te recibe con los brazos abiertos, podrás, caminar en la playa, descansar y nadar en sus cálidas aguas de colores azules en diferentes tonalidades.

Este paraíso venezolano te hará olvidar el estrés cotidiano de la ciudad. Este lugar es mágico y te envuelve en cuestión de segundos. Te atrapa su libertad, belleza y tranquilidad.

La mayor recomendación que puedo darte es que vivas la experiencia de viajar en yate. Gozarás de privacidad y confort en un viaje de lujo que te renovará por completo.

Puedes contactarme para realizar este tipo de viajes en barco a través de mi instagram @yesikaina o por yesikaina@gmail.com.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído