Viajes y placer

Qué comer en la Costa del Sol

Qué comer en la Costa del Sol
Pescaíto frito

Tan famoso como sus playas y tan apreciado como su clima es el pescaíto frito de la Costa del Sol. Ya sea en la terraza de un restaurante o en un chiringuito frente al mar, pedir un plato de fritura o un espeto de sardina es todo un ritual en el litoral de Málaga.

Contacto Travellers @monzonpaul

Con más de trescientos días de sol al año, Torremolinos es el destino ideal para degustar la cocina típica de la comarca disfrutando del Mediterráneo. En sus playas podrás darte un baño, broncearte, practicar el kite-surf y comer los mejores pescados de la costa.

Junto al paseo marítimo, el antiguo barrio de pescadores de la Carihuela alberga algunos de los restaurantes más conocidos por servir el mejor pescaíto frito de la zona. Una especialidad única de la gastronomía de Málaga, a la que Torremolinos rinde homenaje cada mes de junio con una multitudinaria fiesta.

Cocina marinera

Si los productos del mar son el reclamo de los chiringuitos, los espetos son su mayor atracción. En Benalmádena, Fuengirola o Estepona es fácil encontrar por sus playas, barquitas sobre la arena donde el pescado ensartado en cañas se asa al calor de las brasas.

En Manilva, tendrás ocasión de probar otros platos de tradición marinera como el potaje de jibia, las ‘papas’ con raya o los fideos con almejas, acompañados del vino elaborado por los muchos viñedos que rodean este pueblo blanco.

Cocina de interior

Para quienes prefieran los paisajes y sabores del interior, los pueblos de Benalmádena y Mijas son la opción perfecta. Sus blancas calles, sus pintorescas plazas y sus fabulosos miradores al Mediterráneo bien merecen una visita. Los platos tradicionales como el gazpachuelo o las sopas cachorreñas, están muy presentes en la gastronomía de ambos pueblos.

Otra alternativa es visitar Casares y Benahavís, situados entre la costa y la sierra. La zarzuela de marisco, los guisos de conejo y el cochinillo son platos típicos de estos pueblos, famosos entre los amantes del golf y los aficionados a los deportes de aventura.

Alta cocina o tapeo

Marbella es el destino predilecto de los gourmets que visitan la Costa del Sol por sus selectos restaurantes y sus estrellas Michelin. La variedad y el ambiente internacional de estos restaurantes, es uno de los grandes atractivos de esta ciudad.

Pero no todo es lujo y sofisticación. En la ciudad del glamour también se sirve el típico pescaíto frito, el ajoblanco y el gazpacho. El casco antiguo de la localidad, es perfecto para ir de tapas y dar un paseo por sus agradables calles.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído