Viajes y placer

Qué comer en Andorra

Qué comer en Andorra
Gatronomía andorrana visitandorra.com

Comer en Andorra es un placer que se adapta a tus preferencias y a tu bolsillo. Nuestra exquisita oferta gastronómica va dirigida a todo tipo de paladares, en restaurantes de cocina tradicional o internacional. ¡Déjate seducir por estas propuestas que harán las delicias de los más exigentes!

Contacto Travellers @monzonpaul

Los fogones de nuestro país no solo elaboran platos locales, sino también otras muchas recetas internacionales que no entienden de fronteras: oriental, italiana, vegetariana, de autor… Conoce aquí los mejores restaurantes en Andorra la Vella y en el resto de parroquias del Principado.

DE LA TIERRA A LA MESA

Andorra es un destino de montaña que ha sabido aprovechar la riqueza de su entorno natural para elaborar productos autóctonos de primera calidad.

Descubre de primera mano todo lo que ofrecen nuestros productores locales. ¡Visítalos! Encontrarás ilusión, profesionalidad, compromiso con la tierra, innovación y calidad. ¡Pruébalos! Disfruta de los sabores, las texturas y los aromas en primera persona. No dejes que te lo cuenten; ¡vive la experiencia!

La carne de calidad de Andorra es un referente de la gastronomía gracias al secreto mejor guardado de los ganaderos andorranos: la tradición. Encontrarás carne de ternera con el sello de «Indicación Geográfica Protegida (IGP)», así como carne de buey, de cordero, de cabrito y de equino, con el sello «Carn de qualitat controlada d’Andorra». Bajo esta denominación encontramos Poltrand, empresa que comercializa, como su nombre indica, carne de potro (poltre en catalán). El trabajo realizado desde hace algunos años por la Associació de Ramaders d’Andorra está a tu alcance en los puntos de venta y restauración del Principado. ¡Busca el sello y el certificado que diferencian y garantizan la Carne de Andorra!

Los embutidos son un elemento distintivo de nuestros productos gastronómicos. El respeto por la tradición, siguiendo los métodos de elaboración heredados de generación en generación, y la calidad de los ingredientes, combinada con las condiciones naturales de nuestro entorno, producen butifarras, longanizas secas, bull (especie de morcón) y otras especialidades artesanas de primera calidad, como las que elaboran en Cal Jordi y Els Escaubells, que puedes encontrar en establecimientos especializados.

La altitud y la tierra bien trabajada producen tesoros como las hortalizas y las legumbres.Estos productos son el resultado del compromiso con el medio ambiente y el cultivo ecológico, sin pesticidas ni herbicidas químicos, que aplican escrupulosamente en el campo, como en Can Sona, que te ofrece legumbres, huerta de temporada y huevos ecológicos entre otros productos.

Las plantas aromáticas y hierbas medicinales locales, entre las que se comercializan nueve variedades de uso culinario e infusiones como la menta, el hisopo, el serpol, el orégano o la toronjina. Plantas y hierbas que, en Pocions de Lluna Nova, se usan para elaborar productos cosméticos con métodos artesanales tradicionales.

Las mermeladas ecológicas de El Rebost del Padrí, Casa Gendret o El Pastador se elaboran según la receta tradicional y usando exclusivamente frutas locales: frutas del bosque, fresas, frambuesas o varios tipos de grosellas. También se obtiene la miel de alta montaña que manufacturan en Casa Folch y en Naturalis.

El Nectum es un condimento ideal para ensaladas, carnes blancas o quesos. Es un sirope natural elaborado con piñas de abeto que tiene una textura similar a la de la miel. También se usa como base para elaborar diferentes salsas y mermeladas. El Rebost del Padrí lo produce y comercializa desde el año 2003.

Los vinos andorranos son el fruto del trabajo de bodegas como Borda Sabaté 1944, Casa Beal, Casa Auvinyà o Mas Berenguer, que han sabido aprovechar la dureza y la altitud de nuestro terreno. Sauvignon blanc, riesling, pinot noir y albariño son algunas de las variedades que encontrarás entre sus vinos. Apúntate a hacer enoturismo en Andorra.

Las cervezas Alpha y Boris, de reciente creación, son cervezas elaboradas de manera tradicional. La pilsen o la tostada son algunas de las variedades que podrás degustar en la Cervecería Alpha o en la Era Bauró.

La Ratassia de la Carmeta es un licor artesanal tradicional hecho a base de hierbas medicinales y nueces. Las mujeres de la familia han transmitido la receta de generación en generación.

¿Qué te apetece probar? Elijas lo que elijas, los sabores de los productos locales te sorprenderán.

COCINA DE ALTA MONTAÑA

La cocina andorrana te acerca sin duda alguna a los aromas y los sabores de montaña. Prueba los productos de temporada, que solo podrás degustar en un momento concreto del año, como las setas, las verduras de invierno, los embutidos…

Pero primero, vamos a explicarte cuáles son los platos andorranos más tradicionales:

La escudella es un plato de cuchara a base de verduras de temporada y carne de cerdo. Un plato tradicional que suele servirse en invierno y en actos populares. En Navidad, la puedes degustar con pasta, un plato llamado sopa de galets o sopa grossa.

El trinxat de montaña es un plato tradicional de los Pirineos hecho a base de col de invierno, patata, ajos y tocino.

Los canelones a la andorrana son una variante de la receta catalana que mezcla carne de cordero, cerdo y gallina en unos rollos de pasta acompañados con bechamel.

La carne de caza se integra en unos platos que encontrarás al inicio de la temporada de caza, como el civet de liebre o jabalí. Generalmente se sirve en estofado con verduras y setas. Y con la llegada de la temporada de pesca, podrás degustar la trucha a la andorrana, salteada con almendras y jamón.

El bacalao solía ser un plato principal, como los arenques o el congrio, pescados que llegaban a zonas de montaña gracias a su conservación a base de sal. Hoy puedes degustar el bacalao gratinado con alioli, siendo la forma más tradicional de comerlo.

Las setas como los boletus, los níscalos, las negrillas, las murgas o las senderuelas suelen ser las más comunes. Las encontrarás en cremas, arroces, salsas y como complemento de todo tipo de carnes.

El alioli de membrillo es una salsa a base de membrillo, aceite y ajo que suele acompañar las carnes a la brasa. Una salsa muy apreciada en la cocina de montaña.

Los embutidos del país se producen en la tradicional matanza del cerdo que se celebra en enero, donde se elaboran productos como la bringuera, la donja, el bisbe, las longanizas y las morcillas.

La achicoria amarga, también conocida como diente de león, se recoge directamente de la montaña, siendo una excelente variante para la ensalada. Suele condimentarse con tocino y frutos secos, pero solo puedes encontrarla en primavera.

Los caracoles a la llauna acostumbran a cocinarse a la brasa y se condimentan con varias especias. Suelen acompañarse con alioli de membrillo, toda una delicia para los paladares más exigentes.

¡Descubre Andorra bocado a bocado, en alguna de nuestras bordas tradicionales!

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído