Viajes y placer

Estados Unidos: Qué ver y hacer en kansas

Estados Unidos: Qué ver y hacer en kansas
Kansas visittheusa.com

Belleza inmaculada en el corazón de Estados Unidos Kansas es una dosis de lo clásico de Estados Unidos, con su ruda cultura vaquera y sus amplias praderas.

«El hogar, el hogar en la pradera» son palabras de la canción oficial del estado, y los visitantes pueden quedarse en auténticos ranchos ganaderos, desde rústicos hasta sofisticados.

El estado es rico en historia de los indígenas estadounidenses, con museos dedicados a las tribus que alguna vez vivieron aquí (cuatro aún lo hacen). En Flint Hills, puedes recorrer la vasta pradera de pastizales altos para aprender la importancia de este delicado y hermoso ecosistema. Mantente atento a los bisontes y asiste a un rodeo.

Reserva tiempo para comer: los habitantes de Kansas están orgullosos de su barbacoa ahumada, los filetes de Kansas City y las comidas reconfortantes como el pollo frito y la tarta casera.Historia de pioneros, pasado y presente

Tal vez debido a su ubicación central, Kansas siempre ha desempeñado una función vital en la colonización de Estados Unidos y es rico en historia de los indígenas estadounidenses.

Explora el Santa Fe Trail (Sendero Santa Fe), donde todavía se pueden ver las huellas de las carretas, recorre la ruta del Pony Express, observa los sitios de la Guerra Civil en Fort Larned (Fuerte Larned) y Fort Scott (Fuerte Scott), y aprende sobre la historia de los indígenas estadounidenses en museos y monumentos tribales como el roble llamado Council Oak, el sitio de un tratado de 1825 con el pueblo nativo osage.

Sigue los pasos de los forajidos y pioneros del Viejo Oeste en el Boot Hill Museum (Museo Boot Hill) y el Old Cowtown Museum (Museo Old Cowtown). El estilo de vida campesino sigue vivo en los ranchos ganaderos que ofrecen arreos de ganado y cenas al estilo de los pioneros bajo las estrellas, además de música western tradicional y poesía vaquera.

Praderas prístinas y otras maravillas al aire libre

Las extensiones pastorales de Kansas son muy abiertas y escasamente pobladas, lo que lo convierte en un inmejorable paisaje que puedes explorar a tu propio ritmo. Doce caminos pintorescos cruzan el estado, y te llevan desde zonas como la pradera de pastizales altos de Flint Hills, donde todavía deambulan bisontes, hasta las maravillas naturales Little Jerusalem (Pequeña Jerusalén) y Monument Rocks (Rocas Monumentales) de 80 millones de años de antigüedad, en las Badlands occidentales.

Prepárate para pescar y navegar en kayak a lo largo del Kansas River Trail (Sendero Kansas River), rebosante de vida silvestre y belleza natural, y donde encontrarás pueblos de pradera aquí y allá. Sumérgete casi 200 metros en las cavernas del Strataca Underground Salt Museum (Museo Strataca Underground Salt) y ve las espectaculares bandadas de aves migratorias en Cheyenne Bottoms (planicies aluviales Cheyenne) y el Quivira National Wildlife Refuge (Refugio Nacional de Vida Silvestre Quivira).

Pasea en bicicleta o a caballo a lo largo de los 188 kilómetros del Flint Hills Nature Trail (Sendero Flint Hills Nature) que sigue a otra ruta, el Old Santa Fe Trail. Los resplandecientes campos de girasoles en verano hacen que valga la pena considerar hacer el viaje en plena temporada de floración.

Comida para recordar

Cuando hinques los dientes en el inconfundible sabor de la barbacoa al estilo Kansas City, es decir, trozos de carne ahumados lentamente con una variedad de maderas y cubiertos con salsa densa de tomate y salsa a base de melazas, entenderás a qué viene tanto revuelo.

Y no te olvides de pedir los famosos filetes de Kansas servidos en restaurantes especializados en carnes en todo el estado. Los habitantes de Kansas son por naturaleza amigables y con gusto te dirigirán a sus lugares favoritos para comer barbacoa, pollo frito y tartas caseras, que son solo algunas de las comidas típicas preferidas que encontrarás en abundancia.

Incluso puedes ir directamente a la fuente y recoger frutas y verduras, leche, queso y flores frescos del campo en granjas funcionales. Una cosa para tener en cuenta cuando se trata de la cocina de Kansas: no dejes que las apariencias te engañen. Algunos de los mejores comedores son locales familiares, más íntimos.

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído