Hospedarse en una torre de gran altura con una luz potente en su parte superior es una nueva experiencia de lujo

¿Te alojarías en un faro?

¿Te alojarías en un faro?

Se denomina faro a una torre de gran altura con una luz potente en su parte superior, instalado en una zona costera para que, cuando el sol desaparece, funcione como señal de referencia a las embarcaciones sobre la costa.

¿Y si este edificio se utilizase como alojamiento? Para ello, HomeAway, a través de sus propietarios y gestores profesionales, proponen a las familias y grupos de amigos alquilar este tipo de construcciones para sus vacaciones, donde se encontrarán increíbles vistas de la costa y un ambiente tranquilo y agradable. Una experiencia única para los viajeros a los que les guste disfrutar de nuevas sensaciones.

Alaska, Estados Unidos

Para una aventura llena de lujos, el lugar ideal será el Faro de Rockwell, situado en una isla privada de 4.047 metros cuadrados, a cinco minutos en bote de Sitka. Cuenta con 2 habitaciones y capacidad para 6 personas, además de dos baños. Incluye todo tipo de comodidades a la vez que ofrece unas vistas impresionantes y experiencias increíbles rodeadas de vida silvestre. El faro se remodeló en 2018, fecha en la que incorporó una bañera de hidromasaje.

En el primer piso se encuentran la sala de estar, la cocina, el baño y una encantadora terraza por la que caminar para contemplar el mar. La segunda y tercera planta se destinan a habitaciones, mientras que el cuarto y último piso se compone de una habitación de 360 grados con vistas a la ciudad de Sitka. Las instalaciones, junto a las actividades más comunes, como los kayaks, la pesca o los lugares de interés más cercanos, harán que la estancia sea inolvidable.

Washington, Estados Unidos

Con dos habitaciones y capacidad para cuatro personas, el faro de Alki Point está situado al oeste de Seattle. Las dos habitaciones cuentan con cama de matrimonio y el salón se compone de un sofá seccional y una mesa de centro. La cocina está completamente equipada y, además, existe una bonita terraza en la que poder disfrutar de las agradables vistas que aporta este fantástico lugar.

La ubicación es ideal para cualquier viajero, con vistas al río, a la montaña y al mar. El centro urbano también se encuentra cerca, lo que permite salir y conocer las atracciones más comunes, como el mercado Pike Place, restaurantes y cafés locales, y puestos de kayak, además de varias rutas de senderismo por los parques y montañas, o directamente visitar la Selva Olímpica. En resumen, todo tipo de actividades para pasar el día hasta finalizar con un fantástico atardecer.

Te puede interesar

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído