10 cosas que debes saber antes de viajar a Islandia

10 cosas que debes saber antes de viajar a Islandia
Aurora Boreal Pixabay

Cuando pensamos en uno de esos viajes inolvidables que debemos hacer en algún momento de nuestra vida Islandia aparece en entre los mejores. Se trata de una isla maravillosa que encandila a todo el que la visita, no solo por sus paisajes, de revista, sino también por sus gentes y particularidades. Por eso, no es de extrañar que cada vez más personas decidan lanzarse a conocer todos los rinconcitos que acoge esta isla, una experiencia para la que, concretamente, merece la pena recurrir al alquiler autocaravana Islandia, ya que solo así no se nos quedará ningún paraje por descubrir. Si nos lanzamos a esta experiencia, debemos saber que, como mínimo, nuestra cámara de fotos volverá llena de fotos de postal.

Así mismo, viajar a Islandia es una oportunidad increíble para realizar multitud de experiencias a las que no tenemos acceso durante el año: disfrutar de las particularidades de vivir por unos días en una isla, respirar naturaleza y aire no contaminado, dormir y movernos en una Campervan Reykjavik, etc.

No obstante, como ocurre con cualquier viaje que realicemos, sobre todo si se trata a otro país, existen una serie de aspectos que debemos tener en cuenta para que no nos pille desprevenidos y podamos disfrutar y sacarle el mayor partido posible a nuestra estancia. A continuación, detallamos algunos de los 20 más relevantes:

  • Moverse por una isla: el alquiler de una autocaravana en Islandia es la clave. Aunque la primera vez que viajamos, sobre todo si lo hacemos a otro país, puede darnos un poco de respecto conducir, en el caso de Islandia, la posibilidad de movernos a nuestro antojo aporta a nuestro viaje un plus con diferencia. Además, la orografía de la isla nos permite no perdernos en ningún momento gracias al emblemático Ring Road, una carretera circular que recorre la isla y que podemos alcanzar desde Reykiavik y que nos dejará,a su término, exactamente en el mismo lugar.
  • Documentación: al tratarse de un país del Espacio Schengen, para entrar en él solo necesitaremos presentar nuestro DNI o pasaporte.
  • Época del año para visitarla: esta es una de las cuestiones que más se plantean los que deciden visitar la isla. Por norma general, la época preferida para visitarla suele ser el verano ya que la meteorología está de nuestra parte: no solo por el hecho de que hay más horas de luz, sino que además esto significa que las carreteras estarán abiertas y el riesgo de lluvias será mucho menor a la hora de desplazarse. No obstante, si deseamos realizar actividades de nieve, no nos quedará otra opción que hacerlo en invierno.
  • Las auroras boreales: uno de los motivos principales para visitar la isla tiene mucho que ver con el conocido fenómeno “aurora boreal”, que guarda mucha relación con el punto anterior. Lo cierto es que, si deseamos presenciar este precioso espectáculo natural, debemos atender ante todo a las condiciones meteorológicas. Aunque es recomendable ser conscientes de que no siempre se consiguen ver y debemos estar preparados para volver a casa sin haberlas visto, nuestras posibilidades para ello aumentarán cuanto más despejado esté el cielo, cuanto menor sea la contaminación lumínica y cuanto mayor sea la actividad solar. Por ello, los meses de verano son los más aconsejables.
  • Prevenciones médicas: al contrario de lo que ocurre en otros países, para viajar a Islandia no tendremos que ponernos ninguna vacuna, aunque por prevención, antes de viajar, siempre es recomendable visitar la página web de la embajada española en el país, por si hubiera algún cambio reciente.
  • Los highlights: aunque Islandia es un país pequeño, el número de lugares que visitaremos estará condicionado por los días de los que dispongamos. Por ello, es muy recomendable trazar un planning con anterioridad.
  • Evitar los sitios turísticos sí, pero no a toda costa: con el aumento del turismo, cuando viajamos, muchas personas se decantan por evitar los llamados lugares turísticos, lo cual puede resultar una muy buena elección. No obstante, hay lugares que merecen la pena ser visitados ya que su encanto trasciende a una posible masificación de turistas. Es el caso del famoso circulo dorado, en el que destacan sin duda tres elementos principales: el Parque Nacional Pingvellir, el geysir y el valle de Haukadalur, y por último, la cascada de Gullfoss.
  • Hospedarse en Islandia: al tratarse de un territorio de pequeño tamaño y relativamente aislado, la oferta hotelera es menor que la que podríamos encontrarnos en otros lugares. Por eso, si pensamos hospedarnos en algún hotel o albergue es aconsejable reservarlo con bastante antelación, para no quedarnos sin plaza ni para tener que asumir precios demasiado elevados.
  • La gastronomía: es una de las cosas que no debemos perdernos. Eso sí, deberemos preparar nuestros bolsillos ya que lo habitual es que una comida ronde los 30 dollares.
  • El pago con tarjeta: aunque pueda parecer increíble, es muy probable que no veamos una sola corona en nuestro paso por el país, y es que, en Islandia, la mayoría de comercios ofrecen el pago con tarjeta.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído