Atentados del 11 Septiembre del 2001: ¿Y si todo fuera una farsa?

Atentados del 11 Septiembre del 2001: ¿Y si todo fuera una farsa?

Este 11 de septiembre del 2019 se cumplen 18 años de uno de los atentados terroristas más graves que haya presenciado la humanidad: el asesinato en masa de más de tres mil personas; la destrucción de esos dos mega-rascacielos llamados «Torres Gemelas» de Nueva York; y el ataque al Pentágono, en Washington.

Hoy repetirán en coro -cuales ovejas- todos los telediarios, periódicos, políticos, etcétera la «versión oficial» sobre esta horrorosa matanza de civiles. Nadie preguntará, ni cuestionará nada de nada. Al igual que mucha gente que no se cree la versión oficial, me hago las siguientes preguntas.

Para aquellos que hemos visitado Nueva York (en mi caso, dos veces), toparse con turistas cámara o videocámara en mano, era -y es- pan de cada día. No hay casi un rincón de la ciudad en el cual no te encuentres uno. Pero aún así, en Manhattan, a pesar de estar atestado de miles de turistas NADIE HIZO UNA FOTO -ojo- DEL PRIMER AVIÓN que se estrelló contra una de las Torres Gemelas. Y menos del segundo avión. No hay fotos, pero sí CAPTURAS DE VÍDEO de imágenes de la televisión norteamericana.

Pero, qué casualidad, tampoco hay vídeos del impacto de los dos aviones contra las Torres Gemelas hechos por aficionados, turistas o vecinos de la ciudad.

El 11 de septiembre del 2001, todos los habitantes de Nueva York «se olvidaron» de sacar sus cámaras o videocámaras para captar con sus lentes uno de los «atentados terroristas» más sanguinarios y destructivos que haya sufrido la humanidad y que prácticamente vendría a cambiar el orden mundial.

No hay vídeos de aficionados ni de vecinos de la ciudad. Solo las cámaras de la televisión americana fueron testigos del choque de los aviones contra las torres. Después del «atentado» con aviones, puedes encontrar en internet vídeos hasta para aburrir.

El Pentágono, el edificio más protegido del planeta

Es el edificio más protegido del planeta, pero aquel fatídico día fallaron todos sus sistemas de seguridad entre las que se cuenta incluso una batería de misiles tierra-aire. Se especula que o fue un avión sino un misil lo que hizo impacto en el edificio.

a.- ¿Cómo es posible que se estrelle un avión y no se encuentren restos del mismo: ni maletas, ni cadáveres, ni nada? ¡Y MENOS LAS CAJAS NEGRAS!

b.- Si de verdad se estrelló un avión, ¿por qué no se «cargó» los postes de luz que bordean el lugar del siniestro? (VER FOTO)

c.- ¿O es que nos van a hacer creer que el avión hizo malabarismo y evitó así los postes de luz que, por cierto, son muy altos?

d.- Según el «Vídeo», pero es que ni eso es: es una secuencia de tres fotogramas, que enseñó el gobierno norteamericano a la prensa (¡vaya prueba chapucera, podrían habérsela encargado a Spielberg, quizá él hubiera hecho algo más digno), se ve una estela de luz que impacta al Pentágono ( y lo hace a ras del suelo). Entonces, de ser así, lo lógico es que se llevara consigo los postes…pero éstos siguen intactos y sin ningún rasguño. Y menos los inmensos jardines que rodean la zona de impacto del supuesto avión.

¿Dónde está el avión?¿Hasta cuándo nos van a seguir mintiendo con este tema?

VUELO «UNITED 93»:

a.- Vi la película sobre esta «americanada»,  «El vuelo de los héroes». En el largometraje, que se basa exclusivamente en la versión oficial del gobierno, se ven escenas en las cuales los pasajeros llamaban a sus familias a través del teléfono móvil (?)

b.- Lo más curioso es que, en ese entonces -y ahora, dependiendo del avión o si hay wifi- a una altura de 30 mil pies no hay celular que valga. Aunque sí los teléfonos satélites que tienen algunos aviones. El vuelo de los héroes no tenía teléfono satélite a disposición de los pasajeros.

LAS TORRES GEMELAS:

Se dice que los terroristas que estrellaron los aviones contra los dos rascacielos tomaron clases de pilotaje para… ¡AVIONETAS!

Vamos a ver:

  • No es lo mismo -por ejemplo- conducir un automóvil normal y corriente que hacerlo con un coche de Fórmula Uno, por decir algo.
  • Se dice que sus instructores los calificaron como inútiles y malos estudiantes.
  • La lógica lleva a pensar que un mal estudiante si no puede pilotar una avioneta… ¡MENOS LO PODRÁ HACER CON UN BOEING!
  • Sigamos, un avión se estrella contra una de las torres del World Trade Center. Impacta, explota, se incendia. Otro avión hace lo mismo: impacta, explota, se incendia, mueren todos los pasajeros (pilotos suicidas incluidos).
  • Luego los dos rascacielos se desploman (lo curioso es que lo hacen como si hubiera sido por efecto de una demolición controlada), pero en fin, se caen por pedazos y no queda nada en pie.
  • Algo más, y más increíble aún: la Torre 7 se desploma igual que las twins towers. ¿Quéeeee?. ¡Pero si a esta torre no le ha impactado ningún avión!
  • Más increíble aún: tras colapsar los edificios, pasa un policía y ¡oh, maravilla!: ¡¡SE ENCUENTRA EL PASAPORTE DEL MISMÍSIMO MOHAMED ATTA!!

Recapitulemos:

  • Se estrella un avión a 800 o 900 km/hora; mueren todos los pasajeros; se incendia la aeronave, explota, se caen las torres, se evaporan las cajas negras…y el pasaporte -que seguro era de kriptonita- se salva.
  • El hallazgo del pasaporte revela que fueron dos decenas de terroristas los que se inmolaron aquel día; se saben sus edades, nacionalidades, dónde comieron un día antes, patatín y patatán.
  • Se descubre que quien está detrás de todo este tinglado es un tipo con barbas y turbante que desde una cueva en Afganistán organizó todo el asunto.

A Bin Laden nadie lo vió desde entonces, salvo cuando habían elecciones en EEUU. Bueno, hace unos años lo «liquidaron» -según el gobierno de Obama- y su cuerpo lo «enterraron» en el mar Arábigo, cerca de las costas de Omán, para que nadie lo viera. Qué curioso…

Y yo me pregunto: ¿quién o quiénes están detrás de todo esto?

Me dijo un colega hace unos años: «¿Qué crees que es mejor, que mueran tres mil desgraciados, o que mueran tres millones de personas para que estos pendejos tengan la excusa y un cheque en blanco para poder apropiarse de las fuentes de energía?»

Innumerables periodistas de investigación en el mundo entero (Bruno Cardeñosa, Thierry Meyssan, entre otros) han publicado informes en los cuales detallan que todo fue un auto-ataque, cuya fin era hacer que EE.UU tuviera las manos libres y el gran pretexto para invadir Afganistán (Objetivo: el GAS y litio) e Irak, por todos es sabido que fue por el petróleo.

Hace nueve años el SENADO NORTEAMERICANO reveló un informe oficial que demuestra que nunca hubo conexión entre Bin Laden e Irak. Y si a ello le sumamos que lo de las armas de destrucción masiva también fue un puro invento del Gobierno Bush, sólo podemos decir que estamos ante un poder que hará lo que sea para conseguir sus oscuros objetivos.

Hoy, 11 de septiembre del 2019, hagamos un minuto de silencio por todos aquellos que han muerto injustamente para que unos cuantos sinvergüenzas hagan del mundo y de nuestras voluntades lo que les venga en gana.

Te puede interesar

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído