Chema Soler, subcampeón del XV Concurso Nacional de Pinchos y Tapas 2019

Chema Soler, subcampeón del XV Concurso Nacional de Pinchos y Tapas 2019

El chef Chema Soler ha quedado Subcampeón del Concurso Nacional de Tapas y Pinchos celebrado los días 4, 5 y 6 de noviembre en Valladolid.  El valenciano ha presentado su tapa ‘Canelón de fideuá crujiente con espuma de carabineros’ con el que ha obtenido un segundo puesto entre 48 finalistas. Chema Soler, propietario de varios proyectos en Madrid (La Gastro y La Gastro Salvaje), ha ganado este premio representando su local en Gandía, Streetfood by Chema Soler.

El chef ha asegurado que “siente mucha emoción por este reconocimiento por las ganas y el esfuerzo que he puesto en él. Además, Streetfood by Chema Soler es un proyecto muy personal, porque es una vuelta a mis orígenes, a mi tierra valenciana.”

El Concurso Nacional de Pinchos y Tapas es el campeonato más importante de España en su categoría y este año ha celebrado su quinceava edición.

Streetfood by Chema Soler, su proyecto en Gandía

En julio de 2019, Chema Soler ha vuelto a la terreta, a su Valencia natal, para ponerse el frente de Streetfood by Chema Soler en Gandía (Cavanilles, 10). Un concepto muy divertido de tapas viajeras, donde utiliza ingredientes típicos de la Comunidad Valenciana y acotando incluso más, de la Safor y la Marina Alta. Es el caso de platos como el Mullaoret de atún diablo, un mix entre un plato típico valenciano y México, las Croquetas de gamba amb bleda, Cocas de dacsa pibil o unas Clóchinas con curry verde.

Biografía de Chema Soler

Chema Soler es un joven cocinero valenciano, que nació en el municipio de Albaida en 1980, pero ya cuenta con una larga trayectoria. Su talento innato y su fuerte espíritu emprendedor le llevaron a dejar el almacén textil y la fábrica de tintes en los que trabajaba para matricularse en la escuela de cocina. Pronto se hizo con el título de ‘Mejor Cocinero Joven de la Comunidad Valenciana’ y así su vida giró 360º hacia los fogones y su pasión: la cocina.

Tras formarse en varios restaurantes de prestigio como jefe de cocina, aprender, experimentar y evolucionar, dio forma a su estilo de cocina dotado de una enorme personalidad. Como asegura el chef, “hay que cocinar con alma, recuperando la tradición, la cocina de antes que se hacía con cariño, mimo y mucho tiempo, y fusionarlo con las nuevas técnicas culinarias y por qué no también con las maravillosas posibilidades que nos aporta la gastronomía de otros países”.

Así llegaron pronto una larga lista de galardones. Entre los más importantes se encuentra el tercer premio en la Final del V Concurso Cocinero del Año 2014 o finalista del VIII Concurso Nacional de Tapas y Pinchos Ciudad de Valladolid del 2012 y ahora Subcampeón en su edición 2019.

Te puede interesar

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído