Según declaró a RPP Carlos Canales, Presidente de CANATUR

Perú no podrá crecer turísticamente si no tiene un acceso aéreo eficiente

Perú no podrá crecer turísticamente si no tiene un acceso aéreo eficiente

El presidente de la Cámara Nacional de Turismo (CANATUR), Carlos Canales Anchorena, fue invitado al programa matinal de RPP Ampliación de Noticias, donde advirtió sobre el estado de saturación en el que se encuentra el Aeropuerto Jorge Chávez sin la segunda pista de aterrizaje ni el nuevo terminal, los cuales se prometieron hace bastantes años.

Ante ello la capacidad del aeropuerto de Lima se ha vuelto insuficiente para la demanda turística que tiene nuestro país, por lo que la autoridad se refirió a la ineficiencia de la concesionaria, Lima Ariport Partners (LAP), para negociar con las constructoras y evitar el retraso del proyecto, lo que puede afectar severamente al sector.

“El nuestro es el único Salón Business del mundo que tiene cola para poder ingresar, y la gente termina durmiendo en los pasadizos. La capacidad del aeropuerto se ha colmado. En mayo del año pasado anunció la concesionaria junto al Ministro del momento que la pista y el segundo terminal estarían listos para el segundo semestre del 2022. Ahora cambiaron la constructora, tuvieron que reformular todo y la entrega del proyecto se postergó hasta el 2024. Esto sin contar la adenda de su contrato que permiten extenderlo por 3 años más. O sea, en el mejor de los casos lo tendríamos para el 2027”, señaló Canales.

El presidente de CANATUR lamentó que los ciudadanos y el sector se tengan que ver afectados por problemas internos de LAP y Ositran y que esta última debe empezar a tomar acciones concretas ya que la situación ha llegado a su tope, obligando a un aeropuerto que está construido para recibir a 12 millones de pasajeros a albergar 22. Es por esto que también llamó a las autoridades del gobierno a intervenir inmediatamente en el asunto.

“Alguien tiene que sentarse con el concesionario y delimitar todo lo necesario para poder acabar con la ampliación para el 2022 como habían prometido desde un principio. Se deberán sacrificar cosas, reducir utilidades o beneficios, pero tienen que empezar a trabajar con plazos”, añadió. Igualmente, expresó preocupación por las sumas millonarias que se estaban invirtiendo en el proyecto sin mucho progreso a cambio.

“En otras partes del mundo, un aeropuerto nuevo que quintuplica todas las capacidades del nuestro ha costado 11 mil millones de dólares para casi 100 millones de pasajeros. Mientras que a nosotros nos cuesta 1,500 millones una ampliación que ni siquiera va a duplicar la capacidad actual del terminal”.

Igualmente, Canales destacó que la oferta hotelera se ha expandido de una manera extraordinaria en nuestra capital, con la próxima inauguración de más de 11 hoteles de 5 estrellas el año que viene, logrando duplicar nuestra capacidad. “Desgraciadamente, tenemos la capacidad hotelera, pero sin el acceso aéreo no sirve de nada. El turismo puede crecer mucho más, pero se tienen que tomar cartas en el asunto”, finalizó.

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído