Madrid: Fundación Emilio Moro y el Padre Ángel, unidos por las «Cenas Solidarias»

Desde sus inicios, Bodegas Emilio Moro, una de las más prestigiosas de Ribera del Duero tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, ha basado sus líneas de actuación en tres pilares: el respeto a la tradición –heredado a lo largo de tres generaciones-, la apuesta por la innovación y la responsabilidad social corporativa. Una labor, esta última, que desarrolla principalmente a través de la Fundación Emilio Moro, una entidad sin ánimo de lucro creada en 2008 por la familia Moro.

Entre sus numerosas iniciativas benéficas, la Fundación Emilio Moro colabora estrechamente desde el pasado año con Mensajeros de la Paz, la asociación fundada hace ya casi 60 años por el padre Ángel García con el objetivo de ayudar a los núcleos más desfavorecidos de la sociedad. Este querido y carismático sacerdote asturiano, asentado en Madrid, desarrolla desde la parroquia de San Antón diversas actividades benéficas. Entre ellas, destacan los desayunos (una media de 250 diarios) que se ofrecen en la iglesia de forma gratuita a las personas necesitadas.

DESAYUNOS Y CENAS SOLIDARIAS

Al igual que en 2019, durante todo 2020 la Fundación Emilio Moro seguirá aportando su granito de arena a esta necesaria iniciativa, en la que desde el primer momento la bodega se ha implicado por completo: no solo mediante una aportación económica –que permite costear los desayunos de más de 30 asistentes al comedor social cada día–, sino también con la participación de los propios empleados, que se desplazan puntualmente a Madrid como voluntarios para ayudar sirviendo desayunos.

Como muestra del compromiso a largo plazo de la Fundación Emilio Moro con el padre Ángel y sus proyectos, a partir de ahora colaborarán también con los restaurantes Robin Hood, gestionados por Mensajeros de la Paz. Sus dos sedes, una en Madrid y otra en Toledo, están abiertas por la noche y sirven gratuitamente cien cenas diarias, de lunes a domingo, a personas sin hogar o en riesgo de exclusión social. La Fundación Emilio Moro destinará una ayuda económica para este proyecto y, de nuevo, aportará la colaboración solidaria de sus trabajadores.

Según José Moro, presidente de la Fundación Emilio Moro, «el día en el que entré por primera vez en la iglesia de San Antón algo profundo cambió dentro de mí. No quiero olvidar nunca que hay demasiada gente que lo pasa muy mal. Estamos a disposición del padre Ángel para todo lo que necesite». Por su parte, el sacerdote recalcó que «lo más importante de este proyecto es la implicación de los trabajadores de la bodega y el despertar de la conciencia social de todo su entorno».

La ONG Mensajeros de la Paz fue fundada en 1962 por el sacerdote español Ángel García Rodríguez, popularmente conocido como padre Ángel, que ha recibido, entre otros reconocimientos, el premio Príncipe de Asturias de la Concordia. En todos estos años ha luchado para proporcionar recursos a sectores sociales desprotegidos: niños y jóvenes privados de un ambiente familiar, mujeres víctimas de violencia doméstica, personas con discapacidad y ancianos que viven en soledad o en la indigencia.

SOBRE FUNDACIÓN EMILIO MORO

La Fundación Emilio Moro es la institución sin ánimo de lucro que desarrolla la responsabilidad social corporativa de Bodegas Emilio Moro. Fue creada en 2008 fruto de la sensibilidad y el compromiso social del fundador de la bodega, don Emilio Moro, y tiene como principales objetivos contribuir al reparto justo de los recursos del agua entre las poblaciones más necesitadas, así como promover la educación de jóvenes de exclusión social a través de alianzas estratégicas con organizaciones sin fines de lucro.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído