El virus de la 'peste china' sobrevive un máximo de 4 horas en las monedas de cobre

Los autobuses públicos no aceptan ya el pago con monedas o billetes por miedo al coronavirus

Los autobuses públicos no aceptan ya el pago con monedas o billetes por miedo al coronavirus

Habrá que tirar de tarjeta de crédito para todo y sólo un tiempo, porque también es sospechosa y al final sólo aceptaran pagos electrónicos.

Cobre, plásticos, acero, aire… ¿Cómo se transmite el virus Covid-19 que ha provocado una pandemia mundial?

Los estudios científicos van recabando más datos que les llevan a conclusiones destinadas a resolver las grandes dudas que aún envuelven el comportamiento del coronavirus de Wuhan. Un experimento realizado por investigadores del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos acaba de publicar sus hallazgos.

En diversos experimentos en laboratorio comparando el comportamiento del coronavirus chino con el SARS que emergió en 2003 se ha concluido que el Covid-19 es capaz de permanecer un máximo de cuatro horas sobre el cobre de las monedas.

Y al igual que van a hacer o están haciendo otras regiones y con esos datos de telón de fondo, la Comunidad de Madrid ha decidido que los autobuses de la región ya no aceptarán monedas o billetes.

La presidenta Isabel Díaz Ayuso ha anunciado que desde este viernes 20 de marzo para frenar la pandemia del coronavirus los conductores dirán ‘no’ a pagos en efectivo.

Tal como anuncia el Gobierno autonómico en una nota de prensa toda la red, incluyendo buses urbanos e interurbanos, se verá afectada por esta medida. También las líneas de la EMT de la capital.

El Ejecutivo de PP y Cs adopta de esta manera nuevas medidas extraordinarias para frenar el coronavirus. El objetivo es garantizar la prestación de un servicio público esencial y, a la vez, minimizar el riesgo para usuarios y trabajadores ante la crisis del Covid-19.

Se busca reducir al mínimo el contacto entre conductor y pasajeros.

Por tanto, para poder coger los autobuses, los usuarios deberán tener la tarjeta roja del Consorcio Regional de Transportes cargada con el título correspondiente.

También se mantiene la posibilidad de pago con tarjeta de crédito o débito en los vehículos que desde hace poco tienen implementado los datáfonos correspondientes.

Puerta de atrás

Asimismo, y en línea con lo establecido por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana en la Orden por la que se dictan instrucciones en materia de transporte por carretera y aéreo, desde hoy el acceso a los autobuses se hará exclusivamente por la puerta de atrás en los vehículos sin mampara para el conductor.

Además, se limita el aforo en los transportes públicos y privados complementarios de viajeros en autobús, de manera que no podrán ser ocupados más de un tercio de los asientos disponibles del vehículo. De esta forma se garantiza la separación máxima posible entre viajeros.

Carteles

Para ello, la EMT ha instalado carteles en las puertas de los autobuses indicado su capacidad. En autobuses donde habitualmente entran más de 60 o 80 personas ven reducida a 20. En los microautobuses se reduce a 8 pasajeros únicamente.

Otra prohibición puesta en marcha en los últimos días es que los viajeros no pueden ocupar los asientos justo detrás del conductor si este no cuenta con mampara de plástico en su puesto.

En línea con lo establecido por el Gobierno de España a través del Real Decreto por el que se declara el estado de alarma, los desplazamientos llevados a cabo en transporte público de viajeros en vehículo de turismo, es decir, taxis y VTC, deberán hacerse individualmente salvo que se acompañe a personas con discapacidad, menores, mayores o por otra causa justificada.

Asimismo, en el marco de las medidas y recomendaciones que está adoptando para evitar contagios por coronavirus, la Comunidad de Madrid recuerda la necesidad de que los ciudadanos permanezcan en sus domicilios.

En todo caso, y si el desplazamiento es estrictamente necesario y está dentro de los supuestos previstos, el Gobierno regional aconseja a las personas mayores y a quienes padecen alguna enfermedad que eviten, por motivos de salud, utilizar el Metro y el transporte público en general. Esta recomendación de las autoridades sanitarias se hace extensiva a sus cuidadores y a quienes conviven con estos sectores de población vulnerable.

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído